25 de enero del 2017 00:00

Tres concejales tienen asesores ad honórem

El tema de los asesores externos del Municipio fue tratado en el Concejo Metropolitano, el pasado jueves. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

El tema de los asesores externos del Municipio fue tratado en el Concejo Metropolitano, el pasado jueves. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 87
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 3
Contento 4
Mayra Pacheco
Redactora (I)
[email protected]

La figura del asesor ad honórem (sin retribución económica) no se limita solo al Alcalde de Quito. En la última sesión extraordinaria del Concejo Metropolitano, donde se abordó el caso de Mauro Terán, se expuso que al menos tres de 21 concejales cuentan con este tipo de apoyo en sus despachos.

Los concejales Susana Castañeda (Alianza País), Luis Reina (Alianza País) e Ivonne Von Lippke (independiente), según sus compañeros Marco Ponce (SUMA) y Eddy Sánchez (MASS), han tenido entre sus equipos a personas sin relación de dependencia.

Para Ponce, esta práctica de contar con personas que cumplen funciones ad honórem en el Cabildo no es una novedad, mientras estos colaboradores no asuman delegaciones oficiales. “En las reuniones de las comisiones estos pueden estar solo de oyentes. No tienen ni voz ni voto”.

Por esto, Ponce no consideró que se deba tomar acciones en contra de sus compañeros Castañeda y Reina, quienes han tenido entre sus asesores a un hermano y sobrina, respectivamente.

Susana Castañeda (AP) reconoció que es público que su hermano Edmundo Castañeda ha colaborado con ella en la conformación de la escuela de formación ciudadana Manuela Espejo y que debido a la experticia de su familiar como educador ha brindado su apoyo sobre educación popular.

Castañeda dijo que eventualmente ha asistido también a las reuniones del Concejo, sin percibir remuneración económica por esto.

También marcó distancias entre su caso y el del Alcalde con Terán. Aduce que, a diferencia del Burgomaestre, ella como concejala no maneja fondos públicos, no firma contratos, ni decide sobre asuntos administrativos. “Lo que quiso el concejal Ponce es tender una cortina de humo sobre temas fundamentales”.

El edil Luis Reina (AP), quien ha contado en su despacho con el contingente de su sobrina Jeaneth Reina, coincidió con Castañeda sobre la diferencia que existe entre un asesor ad honórem de un concejal y el de un alcalde. “No es lo mismo, el Burgomaestre maneja fondos públicos, los concejales no”.

Sobre el trabajo desempeñado por su sobrina, Reina refirió que se trata de un “malentendido”. Esta persona colaboró -precisó el concejal- temporalmente para elaborar una agenda orientada al ámbito de la salud, nunca fue su vocera ni su representante y el apoyo que brindó fue voluntario.

Luis Reina justificó la decisión de recurrir a la experiencia de su familiar, porque él es parte de la Comisión de Salud y su sobrina es ingeniera en alimentos. “Terán, en cambio, trató con los ediles la conformación de las comisiones, y ahora se dice que no tiene ningún contrato”.

Para Eddy Sánchez, quien dio a conocer otro caso de personas externas colaborando en el Cabildo, estas prácticas no representan un problema, porque a la final las decisiones son tomadas por los concejales. “Yo saludo, por ejemplo, la presencia de Fernando Sancho en la Comisión de Movilidad, en mesas de trabajo, opinando en comisiones”.

Ivonne Von Lippke, esposa de Fernando Sancho, cuestionó que en el Concejo se haya tratado asuntos personales. Recalcó que en su despacho es ella quien toma las decisiones. “Yo soy una mujer inteligente con un criterio formado y preparada. Tengo capacidad para estar en este cargo”.

Sobre la presencia de Sancho mencionó que en el Municipio es conocido que su esposo está presente, porque por su condición de salud, en ocasiones, requiere de la asistencia de su pareja. “Con esto se pretende desviar la atención de los temas centrales. Aquí lo importante es conocer sobre las conversaciones informales que se dieron previo a la contratación del Metro de Quito”.

La figura de los asesores ad honórem en la administración pública no está facultada en la norma nacional, precisó Xavier Buendía, presidente del Centro de Observación Ciudadana. “En derecho público se hace solo lo que está permitido”. A la vez señaló que en el caso de los concejales, la contratación de los asesores depende del Ejecutivo del Municipio o su representante. Es decir, los ediles no están en capacidad de contratar personal.

De acuerdo con información de los concejales estos cuentan con entre tres y cuatro asesores por despacho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (4)