12 de January de 2010 00:00

La comunidad y la Policía instalan un sistema de auxilio en Guayaquil

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil
guayaquil@elcomercio.com

Las noches son menos tensas para Jorge Vanoni, propietario del cyber Chisquinet, de la ciudadela Kennedy Vieja, en el  norte de Guayaquil. Los dos asaltos a  su negocio, en diferentes días y pasadas las 21:00, en los tres años que lleva instalado en ese sector, le originan desconfianza.

El temor fue disminuyendo desde que cuenta con un sistema de alarma electrónica, que está conectado directamente con la Policía.  Piensa usarlo en caso de un nuevo atraco que ponga en riesgo a su negocio, por el robo de los equipos de cómputo.



Detalles de la ciudadela
En los alrededores   de la Kennedy Vieja  funcionan centros comerciales, clínicas, consultorios, restaurantes  y diversos tipos de negocios.
Es considerada  una zona residencial del norte de Guayaquil, donde habitan familias de clase media- alta y alta.
La Policía   la tiene incluida entre las 40 zonas seguras de la ciudad. Allí colocó meses atrás carpas con presencia policial para dar seguridad permanente.
La Comisión de   Tránsito del Guayas y la Policía realizan periódicamente operativos contra los taxis informales, para evitar secuestros exprés.
Los registros  de la Fiscalía señalan que en los alrededores de la ciudadela Kennedy Vieja ocurren secuestros exprés. las víctimas son los clientes de los centros comerciales. También  hay robos a la salida de los bancos.
El Comité  prohibirá la presencia de chamberos en la ciudadela, porque considera que son los informantes de los delincuentes.
Los guardias  serán capacitados por la Policía en normas de seguridad y en procedimiento, para un mejor desempeño de su trabajo, sin armas. 
Otros proyectos  para combatir la inseguridad son analizados aún en esta zona de la ciudad.

“Por esos robos ingresé al sistema que estaba promocionando la Policía en la ciudadela. Es efectivo, porque una vez lo probamos y los agentes llegaron en cuestión de segundos. Por eso, ahora me siento más tranquilo”.

Vanoni  aseguró  que cuando llegó a esa zona residencial no sabía que había mucha inseguridad.

Los registros de la Policía Judicial indican que en ese sector son frecuentes los asaltos a locales comerciales, a clientes que retiran dinero de las agencias bancarias del Policentro, robos de vehículos y a transporte urbano.
 
Esos delitos, junto a los homicidios y secuestros exprés, son los que más ocurrieron en Guayaquil en  2009, según las estadísticas de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

El sistema fue creado hace más de un año, por un grupo de moradores de la ciudadela Kennedy Vieja, que formó  un comité, y los agentes de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) No. 33, de esa zona. Fue inaugurado recién en diciembre pasado.

Consta de un botón que está instalado en un lugar oculto y estratégico de los domicilios o negocios. Está unido por medio de un cableado a un panel de la UPC, con el mapa de la ciudadela.

Allí, cada propiedad está representada con un foquito de color rojo, que se enciende, al igual que una bocina, cuando sus dueños o empleados accionan el botón solicitando la presencia policial.

Luis Pimentel, vicepresidente del Comité, manifestó que este es un ‘plan piloto’ que brinda mejores ventajas que los que ofertan en el mercado las empresas privadas de monitoreo y vigilancia electrónica. Eso, porque está conectado directamente con la UPC.

“Las compañías privadas no prestan un servicio rápido como lo hace la Policía, para apresar a los delincuentes. Ellos son los únicos facultados por la Ley para hacer detenciones ”, explicó.

Gonzalo Chávez, coordinador general de la UPC de la zona, destacó que el sistema les permite responder a los auxilios en unos 15 ó 75 segundos como promedio. Todo depende de la ubicación de la propiedad en la que se haya originado la emergencia.

“Este sistema nos permite optimizar el equipo humano y logístico. Se economiza combustible, porque la acción es directa y nos permite llegar en segundos y ser oportunos, más que si llamaran al 101, porque esa central se satura con llamadas de toda la ciudad”.

El oficial informó que desde que fue instalado el sistema hasta la semana pasada, atendieron 843 auxilios. Hubo 22 procedimientos con detenciones por asaltos a buses, robos de accesorios  de carros y arranchadores... 
 
El servicio tiene un costo de USD 140 por la adquisición, instalación y mantenimiento, por un año, de los equipos. Más USD 5 mensuales al Comité, para gastos administrativos. Tiene 230 usuarios y otros 600 en espera de la instalación del sistema.

Próximamente, se colocarán también sensores de movimiento en las casas o negocios, para evitar el ingreso de intrusos cuando sus propietarios duermen o no hay nadie en los inmuebles.

La iniciativa se extenderá a otras zonas de Guayaquil. Ciudadelas como El Paraíso, La FAE, Urdesa y Kenedy Norte han pedido asesoría sobre el sistema.
La Policía prepara una serie de charlas para explicar el beneficio a los vecinos de los barrios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)