21 de diciembre de 2016 21:45

Ojo con sus compras con tarjeta de crédito esta Navidad

Se debe tener precauciones al momento de realizar las compras previas a la navidad. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Hay varios factores que debe tener en cuenta para no caer en sobreendeudamiento. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Negocios
(I)

La temporada navideña suele ser un buen momento para el comercio, ya que pese a la situación económica complicada, la tradición de dar obsequios siempre está presente.

Los aguinaldos y bonos siempre ayudan, pero muchas personas apuntan a hacer sus consumos con tarjeta de crédito, cuando los ingresos extras se acabaron.

Si bien este medio de pago da facilidades cuando se utiliza en exceso puede generar dolores de cabeza.

Wilson Araque, experto en Finanzas Personales, explicó que antes de endeudarse usando una tarjeta es necesario hacer una distinción entre dos tipos de tarjetas de crédito.

Una es la tarjeta de crédito puro. Esta opción permite realizar pagos mínimos; por ejemplo, si consume USD 1 000 al final del mes paga solo una parte de la cuota.

El otro tipo de tarjeta es la de pago inmediato, con la cual se cancela el consumo total realizado. Teniendo claro el tipo de tarjeta se puede determinar cuál usar de acuerdo al tipo de bien o servicio que se va a comprar.

Araque recomienda que, por ejemplo, las compras del mes se cancelen de preferencia en efectivo o con la tarjeta de pago inmediato porque la comida se consume enseguida.

Lo anterior se enmarca en el principio de que el plazo del crédito tiene que guardar relación con el tiempo de consumo del bien o servicio.

En el caso de compras de productos como ropa, zapatos, perfumes, etc., se recomienda usar la tarjeta de crédito puro para aplicar los pagos mínimos o utilizar los planes diferidos sin intereses que ofrezcan las tarjetas de pago inmediato, ya que estos bienes no se consumen enseguida.

Pero Araque señala que hay que tener cuidado con este tipo de facilidades. Antes de contraer la deuda hay que hacerse la pregunta ¿voy a tener capacidad de pago en los próximos meses?

Planifique los gastos

Para ello, la mejor opción es crear una cultura de planificación, donde se empiece a elaborar presupuestos para tener claro cuánto se recibe al mes y cuánto se debe pagar en servicios, alimentación, transporte, tarjetas, etc.

En función de ello se puede determinar si habrá la capacidad de pago. Una recomendación es hacer presupuestos trimestrales para tener una visión al corto y mediano plazo de las finanzas personales.

Evelyn Cifuentes, responsable del programa de Educación Financiera de Fundación Crisfe, indicó que esas opciones se pueden aprovechar cuando se trata de comprar bienes para el hogar, como electrodomésticos que se podrán pagar en cuotas, pero hay que saber utilizar bien las tarjetas para que sean una ayuda.

“No confiemos en que pague desde enero o febrero es una ganga, porque a la final ese compromiso hay que cubrirlo”, aseguró.
Cifuentes indicó que si no se tiene cuidado las opciones de compras con meses de gracia pueden ser peores porque se gasta todo el dinero en diciembre y para los meses que toca pagar ya no hay fondos.

Cuidado con el sobreendeudamiento


Si se determina que está empezando un sobreendeudamiento hay que parar el consumo con la tarjeta y buscar liquidar esos valores. Según Iván Avellaneda, responsable del Programa de Educación Financiera de Mutualista Pichincha, si el pago de las obligaciones de una persona supera el 40% de sus ingresos regulares se debe priorizar el cancelar esas deudas.

Las cuotas pequeñas suman

A veces se realizan varias compras con cuotas de USD 10, 20 o 25, y aparentemente son valores manejables, pero todo ese dinero suma y puede llegar a un pago acumulado inmanejable para el presupuesto, por ello Araque insistió en la necesidad de hacer presupuestos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)