27 de febrero de 2016 16:05

Menos compradores llegan al Mercado Mayorista

Ciudadanos compran productos en el Mercado Mayorista en el sur de Quito. Foto: Sofía Ramírez / EL COMERCIO

Ciudadanos compran productos en el Mercado Mayorista en el sur de Quito. Foto: Sofía Ramírez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Sofía Ramírez

Porciones más pequeñas de carne roja o menos cantidad de huevos son los principales cambios que se presentan en las mesas de algunos quiteños, según respondieron mientras compraban alimentos.

En un recorrido realizado por este Diario, este 27 de febrero del 2016, en los exteriores del Comisariato Santa María y el Mercado Mayorista, en el sur de Quito, se evidenció que la menor capacidad de compra de los ciudadanos y la intención de mejorar sus hábitos alimenticios, cambiaron la tendencia de consumo en estos productos.

Mientras tanto, los presupuestos que cada familia destina para las compras en supermercados o mercados de la capital se mantienen, así como el consumo de leche y carne de pollo.

Oswaldo Espinel, del sector de la Argelia Alta, en el sur de Quito todos los meses destina USD 300 para las compras. Dice que gasta un 10% más debido a que los precios de los alimentos subieron. Por eso decidió disminuir el consumo de algunos productos como la carne de res: "antes compraba 15 libras mensuales, pero desde hace dos meses compramos 11".

En el Mercado Mayorista, el costo de una libra de carne varía entre los USD 2, 50 y USD 2, 80, explica María Guanolisa, comerciante de este sector. Ella comenta que en los últimos meses sí ha subido el precio de este producto debido a que las personas ya no compran en las cantidades de antes.

Asimismo Geoconda Valladares, de 53 años, cuenta que si antes compraba cinco libras de carne para preparar en casa, ahora adquiere dos. Las razones de este cambio en sus hábitos de compra se deben a que prefiere cuidar su salud y la de los otros tres integrantes de su familia. Y porque también ya no comen de lunes a viernes en casa.

Esta quiteña que vive en el sector de Chillogallo, en el sur de Quito, cada mes presupuesta USD 150, para adquirir pollos, huevos, lácteos, vegetales, y frutas que los prepara cada fin de semana. Por ahora este valor se ha mantenido.

Otro alimentos que se están comprando menos son los huevos. En el Mercado Mayorista, en el sur de Quito, una cubeta de huevos tiene un valor promedio de USD 3,49.

Sandra Chango, del sector de la Biloxi, manifiesta que la cubeta de huevos en un supermercado cuesta USD 3, lo que excede su presupuesto semanal de USD 20, que incluye la compra de frutas y verduras. Por lo que ahora prefiere comprar huevos en ferias de alimentos.

Mientras que Graciela Aguilar por semana compra USD 1 de huevos en la tienda de su barrio en San Martín de Porras, en el sur de la capital: "es mejor comprar menos huevos. Así no se gasta tanto y no se desperdicia la comida", dice.

Para Washington Suárez, gerente general del Mercado Mayorista en el sur de Quito, la disminución del consumo de carne y huevos también se replica en otros productos alimenticios. Desde el último trimestre del año pasado, los proveedores de esta plaza sintieron una reducción del 14% en el total de sus ventas. Lo que refleja una reducción de los productos de la canasta básica, y a la hora de comprar los clientes prefieren las ofertas, y adquirieren en menor cantidad ciertos productos.

Esta tendencia se debe a la coyuntura económica del país que se vio afectada desde el año pasado por la caída de los precios del petróleo. El Mercado Mayorista, que también distribuye los alimentos a otros centros más pequeños de la capital, desde octubre del 2015 a enero del presente año recibía un promedio de 11 000 vehículos diarios. El 85% correspondía a clientes, y el resto a proveedores.

Pero desde inicios de febrero de este año hasta la presente fecha, el número total de vehículos diarios que ingresan al mercado se redujo a 8 000. Para Suárez, estos flujos permiten determinar que hay una menor compra en todos los productos como abarrotes y víveres, frutas frescas, leguminosas, hortalizas, legumbres, mariscos y otros.

Por eso, desde las próximas semanas el centro de acopio empleará estrategias comerciales que comprenden: ofertas en productos, ferias y las famosas ´yapas´.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)