15 de December de 2009 00:00

La compensación, parte del acuerdo con Bogotá

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago Zeas B. Corresponsal en Bogotá

El apoyo económico que Colombia brindará a Ecuador por su atención a los refugiados está acordado en el quinto punto del comunicado conjunto de cancilleres, firmado el pasado  del 24 de septiembre, que dio inicio al proceso de normalización de relaciones bilaterales.

En ese documento, suscrito en Nueva York, el Gobierno colombiano afirma que “proveerá, junto con otras naciones y organismos, el apoyo apropiado en fondos y servicios para sus nacionales en condiciones de refugio”.

Según las estadísticas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Ecuador ayuda a 135 000 refugiados que huyen del conflicto interno colombiano.

La Embajada ecuatoriana en Bogotá señaló ayer que sigue en firme ese compromiso en materia de refugiados, al igual que los otros 10 puntos del comunicado conjunto firmado por los ministros de Relaciones Exteriores.

De ahí que en una entrevista con el Ciudadano TV sobre el estado de las relaciones, Andrés Terán, encargado de Negocios de Ecuador en Bogotá, se refirió al compromiso adquirido por Colombia en el tema de refugiados.

Si bien de momento todavía no hay un nuevo avance en ese punto, fuentes diplomáticas de Ecuador y Colombia señalaron en Bogotá que los próximos días habrá nuevos encuentros bilaterales para seguir el proceso de normalización de relaciones.

En ese marco, una de las reuniones de mayor importancia es la que deberán sostener el canciller ecuatoriano Fander Falconí y su par colombiano, Jaime Bermúdez. La fecha de la cita aún no está confirmada.

El objetivo es tratar de llegar a un acuerdo en los denominados temas sensibles, de cuya resolución depende la normalización plena de los nexos diplomáticos.

En el caso ecuatoriano se exige que Colombia entregue toda la información del ataque al campamento de las FARC en Angostura, del 1 de marzo de 2008, en el que se violó la soberanía territorial.

Según el informe de la Comisión de la Verdad ecuatoriana, que investigó ese bombardeo, Estados Unidos, a través de la Base de Manta, presuntamente colaboró con información de Inteligencia para localizar a Raúl Reyes, ex número dos de las FARC. No obstante, el Gobierno colombiano ha negado tal participación y ha señalado que solo empleó recursos y fuentes propios durante ese operativo contra el campamento de alias Raúl Reyes.

En el caso colombiano se exige que la Justicia colombiana archive los procesos en contra de Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa, así como del Alto Mando militar colombiano. El sistema judicial ecuatoriano investiga a esos funcionarios colombianos por su participación en el ataque del 1 de marzo, en el que murieron 26 personas, entre guerrilleros, colaboradores de las FARC y un grupo de estudiantes mexicanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)