9 de septiembre de 2017 00:00

Las comisiones ocasionales aún no muestran resultados

La Comisión de Violencia de Género inició el trabajo de articulación de dos proyectos que han recibido, ayer, 8 de septiembre de 2017. Foto: Pavel Calahorrano/EL COMERCIO

La Comisión de Violencia de Género inició el trabajo de articulación de dos proyectos que han recibido, ayer, 8 de septiembre de 2017. Foto: Pavel Calahorrano/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mario Alexis González
Redactor
[email protected] (I)

Tres comisiones ocasionales, 10 grupos parlamentarios y un frente legislativo fueron creados en la Asamblea. Funcionan de manera paralela a las 13 mesas permanentes.

El trabajo de las comisiones ocasionales es vinculante. Su razón de ser es tratar temas prioritarios. El trabajo no tiene límite de tiempo; concluye cuando se cumple el objetivo para el que fueron creadas.

La Asamblea lleva en funciones cerca de cuatro meses. Y en este lapso, la fiscalización, por los casos de corrupción, ha copado la agenda.

La legislación ha pasado a segundo plano. Opositores y oficialistas coinciden en que las mesas ocasionales precisamente podrían corregir esos problemas.

Roberto Gómez (Creo) considera que temas urgentes como la violencia de género, el abuso a menores o los accidentes viales merecen respuestas inmediatas y es difícil lograrlas con el ritmo de trabajo normal.

Aunque, por ahora, los resultados de las mesas ocasionales tampoco han ido a la velocidad deseada. La primera comisión nació el pasado 26 de julio en Guayaquil. Se llama Aampetra.

Su objetivo es investigar los casos de abusos a menores ocurridos en unidades educativas. Luego se espera que propongan cambios legales para prevenir estos delitos y endurecer las penas cuando se cometan.

Tras un mes de su creación, se ha reunido solamente en tres ocasiones. Eligió a sus autoridades; definió los ejes de su trabajo, y planteó la elaboración de un acuerdo con el Ministerio de Educación para prevenir los abusos.

Los ocho legisladores que la integran (cinco oficialistas y tres opositores) pertenecen a otras comisiones y eso impide que las reuniones sean seguidas. Por lo tanto, sus avances no son ágiles.

Franklin Samaniego (AP), integrante de esa mesa, acepta que hay una dificultad para el trabajo, ya que según el cronograma legislativo todos los martes y jueves los asambleístas asisten al Pleno, los miércoles a las comisiones y los viernes van a las provincias. No queda mayor tiempo. Esperan que las reuniones se vuelvan habituales los lunes, de ahora en adelante.

Esta mesa no se ha autoimpuesto un límite de tiempo para su trabajo. Pero la Comisión para Erradicar Violencia contra la Mujer, sí. Fue la segunda instancia ocasional que se creó. Mónica Alemán (AP) fue designada presidenta.

Asegura que el compromiso es que hasta el próximo 25 de noviembre debe aprobarse la ley para la prevención de la violencia de género.

Aunque, por ahora, el trabajo está en su primera etapa.
La Comisión tiene pendientes dos proyectos. Uno que fue elaborado por el Ejecutivo y otro por el Grupo Parlamentario de los Derechos de las Mujeres. Deben unificarlos.

Ayer, 8 de septiembre de 2017, se reunieron para empezar a hablar de las coincidencias que tienen ambas iniciativas. Pero, se hallaron también “nudos críticos”.

Por ejemplo, no se ha acordado todavía cuál será el sujeto de protección de la norma. El primer análisis técnico estableció que deberían ser las mujeres. Aunque la oficialista Doris Soliz, integrante de la instancia, plantea que se debe ampliar para los grupos Glbti y extender la nueva norma no solo para la prevención a la violencia en contra de las mujeres sino de género.

El CAL todavía no ha calificado el proyecto que presentó el presidente Lenín Moreno. Por lo que hasta ahora el trabajo que se hace en esta iniciativa no es oficial. Los comisionados esperan que ese trámite se cumpla la próxima semana.

La tercera comisión se conformó para vigilar el cumplimiento de la Ley de Tránsito y que se reduzcan los accidentes en las vías. Tiene 17 integrantes. Todavía no ha sesionado. Estaba previsto que su trabajo durara tres meses. Pero, el 31 de agosto, día en que fue creada, se pidió que se amplíe a un año.

Además, funcionan 10 grupos parlamentarios con diversas temáticas como la erradicación de la pobreza, la participación ciudadana, la masificación del deporte, entre otros.

Estas instancias no son vinculantes. Es decir, no tienen la capacidad de tramitar leyes para que sean debatidas en el Pleno y luego aprobadas. Pero sí pueden proponerlas.

Por ejemplo, una propuesta del grupo por los Derechos de las Mujeres ya está en trámite. Y el grupo por los Derechos de los Animales propuso una resolución para condenar la pesca ilegal en Galápagos.

El 27 de julio también se creó un frente para la reactivación económica. Daniel Mendoza (AP) lo preside. Explica que por ahora su trabajo ha sido privado. Se han reunido con representantes del Consejo Consultivo Productivo y Tributario. Preparan una estrategia para la aplicación de reformas económicas en el Legislativo.

En contexto

La figura de comisiones ocasionales en la Asamblea ahora es utilizada para temas principalmente sociales. En el período anterior se usaron dos veces: para expedir la Ley de Comunicación y para tramitar las enmiendas constitucionales

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)