29 de junio de 2015 12:10

3 000 comerciantes se preparan para la visita del Papa Francisco

Comerciantes papa

Vladimir Andocilla, director de Comercio Autónomo de la Agencia de Coordinación Distrital, habla con vendedores la mañana de este lunes 29 de junio en el auditorio de San Marcos. Foto: Mariela Rosero /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Mariela Rosero

El jueves 2 y viernes 3 de julio, 3 000 comerciantes recibirán las credenciales que les permitirán vender sus productos durante la visita del papa Francisco a Quito, del 5 al 8 de julio.

La mañana de este lunes 29 de junio del 2015, un grupo de 200 vendedores copó el auditorio del Centro de Desarrollo Comunitario, ubicado en San Marcos, en las calles Javier Gutiérrez y Junín, en el Centro Histórico.

En un perímetro de siete puntos no tan cercanos al parque Bicentenario, en donde el martes 7 de julio, el Santo Padre Francisco ofrecerá la misa campal, se colocarán los comerciantes.

Todas las ventas, de perecibles y no perecibles, estarán organizadas. Las credenciales tendrán un color que identificará a las zonas que por sorteo han sido adjudicadas a cada vendedor.

Se trata de la Liga Chaupicruz, cabecera sur del aeropuerto antiguo. Allí la venta será 80% de objetos perecibles y 20% de no perecibles. El segundo punto: av. Galo Plaza Lasso, de la Isaac Albéniz a la José Rafael Bustamante, solamente en la vereda oriental. Allí se expenderán solo productos no perecibles y una que otra confitería y bebidas.

El tercer punto: Parque de La Kennedy, 80% serán perecibles y 20%, no perecibles.

El cuarto punto: Liga Rumiñahui, cabecera norte de la antigua terminal aérea, a una cuadra de la Tufiño. Igual, 80%, perecibles; 20%, no perecibles.

El quinto punto: Parque Inglés, se repite 80%, perecibles; 20%, no perecibles.

El sexto punto: Canchas de La Florida, en el Parque La Concepción, únicamente se autoriza la venta de no perecibles.

El séptimo punto: Parque Pedro Jorge Vera, en la Juan de Azcaray, entre Amazonas y 10 de Agosto.

El Municipio de Quito autorizó la venta de snacks, confitería, mermeladas con registro sanitario, alimentos elaborados y artesanías. Se exceptúan los mariscos y el librillo. También se permitirá el comercio de fruta con y sin corteza y de flores; se prohíbe venta de verduras y hortalizas.

Sobre no perecibles, estará permitida la venta de artesanías, impresos, objetos fonográficos, recuerdos relacionados con la visita del papa Francisco; objetos industriales como sillas de plástico, paraguas, gorros y gafas. Se prohíbe el comercio de zapatos, lencería, pijamas pues no son productos alusivos a la misa papal.

“Será un evento religioso, hay que guardar respeto”, indicó Vladimir Andocilla, director de Comercio Autónomo, de la Agencia de Coordinación Distrital de Comercio.

Este funcionario también señaló que se permitirá que los comerciantes ofrezcan el servicio de llamadas telefónicas y de fotografía. Precisó que en lugares como El Quinche ya se observan a fotógrafos con gigantografías del papa Francisco. No se autorizó que los comerciantes autónomos salgan con puestos de copias de llaves, soldaduras, etc.

Hasta las 11:00 de este lunes 29 de junio se comunicó a quienes asistieron a San Marcos que no se permitirá que nadie ofrezca productos con la modalidad de rodeo, es decir de forma ambulante. Ante las quejas de los comerciantes autónomos, Andocilla precisó que se decidió que los espacios en donde se puede vender (los siete puntos) no son tan cercanos al parque Bicentenario porque se requiere vías libres en caso de una emergencia, de que sea necesario evacuar el lugar.

Esta mañana, al igual que la semana pasada, los comerciantes recibieron una charla sobre manejo de alimentos. Se les informó que deben acudir cortados las uñas, con las manos limpias, con gorros, con guantes. También se les enseñó sobre cómo actuar en caso de una emergencia y aprendieron a manejar el gas. Se les pidió ubicar el precio de los platos u otros artículos de forma visible. Se les pidió no llevar a niños.

En el proceso de registro de comerciantes interesados en vender durante la visita del Papa se encontró que varios inscribieron también a menores de edad, en especial a hijos. Por eso hubo una depuración de los listados.

En San Marcos estuvo Isabel Charro, de 47 años. Ella espera tener un buen lugar para comercializar su pizza en cono, como las de los helados. Ella tiene un local en la Versalles y San Gregorio. Durante la próxima semana venderá su producto en USD 2.

Geovany Toapanta, de 40 años, se mueve en silla de ruedas. Espera vender ensalada de frutas. Usualmente lo hace en el Mercado Mayorista. Tiene cinco hijos, el mayor de 22 y el menor de 10. Tiene expectativa por saber en qué lugar será ubicado. Vive en La Ferroviaria.

María Sigcha, de 57 años, venderá sánduches de mortaleda y jamón a USD 1. Estaba preocupada porque inicialmente aspiraba vender sánduches con cola. Pero le indicaron que solamente podía vender uno de los dos productos.

Esto porque cada comerciante estará organizado por giros. Todos tendrán una carpa de 2,5 metros, proporcionada por empresas de bebidas gaseosas que también ofrecerán ese artículo. En cada punto se buscará mantener el orden, para que los compradores encuentren fácilmente lo que desean.

Andocilla les pidió reflexionar y no esperar tener una gran venta pues en lugares como el Parque Inglés, por ejemplo, habrá 30 puestos de venta de fritada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)