6 de julio de 2017 12:26

Dueños de locales turísticos y moradores de La Mariscal, en Quito, piden un plan integral de seguridad

Los representa la Asamblea Barrial de La Mariscal dicen que el expendio de alcohol, la presencia de microtráfico e inseguridad son los problemas que enfrentan como moradores y comerciantes. Foto: Pául Rivas / EL COMERCIO

Los representantes de la Asamblea Barrial de La Mariscal dicen que el expendio de alcohol, la presencia de microtráfico e inseguridad son los problemas que enfrentan como moradores y comerciantes. Foto: Pául Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Daniel Romero

El expendio de alcohol, el microtráfico de drogas y los robos son problemas que enfrentan los moradores y comerciantes de La Mariscal, una de las zonas turísticas de Quito. Así lo plantearon los representantes de la Asamblea Barrial, que este jueves 6 de julio del 2017 se congregaron en una marcha para exigir seguridad.

En la esquina de las calles Amazonas y Roca, se desplegaron carteles con mensajes: 'regulación al expendio de alcohol', 'no más muertes' y 'hagan cumplir las leyes', entre otros.

Según Paola Romero, presidenta de esa Asamblea Barrial, lo que piden es que haya una coordinación entre el Gobierno Nacional y el Municipio para elaborar un plan integral de seguridad que tome en cuenta las características residenciales y turísticas de la Mariscal.

"Hay falta de control en la cantidad de expendio de bebidas alcohólicas. Tuvimos que lamentar, por ejemplo, la muerte de un vecino que murió por exceso de alcohol. También el expendio de droga es una realidad que necesita más control", dijo Romero.

Los negocios también se sienten afectados. Una de sus representantes, Selma Merino, dijo que en el sector proliferan locales que no cumplen con los permisos necesarios para la actividad que ejercen. "Se supone que en La Mariscal deben operar negocios con buenos estándares de atención. Pero eso solo queda en los papeles. Eso debe regular el Municipio", señaló.

En la concentración también participaron los familiares de Andrés Virococha, quien fue asesinado en junio del 2017, en las afueras de una farmacia, en la calle Amazonas y Patria. Su madre pidió agilidad en las investigaciones y que se siente un precedente en casos de inseguridad como estos que se presentan en La Mariscal.

Según el mayor, Paúl Merino, de la Policía Nacional, la Mariscal está dividida en siete subcircuitos, a cargo de un oficial. Para los patrullajes hay 100 uniformados.

A las 12:00, los asistentes se organizaron para salir marchando hacia la Fiscalía de Pichincha y después hacia la Administración Zonal La Mariscal para mostrar su descontento frente a la problemática que enfrentan.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)