1 de diciembre de 2015 00:00

Comerciantes temen perder sus clientes cubanos

Ciudadanos cubanos y ecuatorianos hacían compras el domingo, en el Centro Comercial El Tejar, en el centro de Quito. Foto: EL COMERCIO

Ciudadanos cubanos y ecuatorianos hacían compras el domingo, en el Centro Comercial El Tejar, en el centro de Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 8
Indiferente 8
Sorprendido 4
Contento 25
Redacción Negocios

Carmen Morocho se enteró el sábado pasado de la exigencia de la visa para ciudadanos cubanos, que empieza hoy. La comerciante imbabureña no tomó bien la noticia. En el Centro Comercial El Tejar empezó a preguntar a sus compañeros para que se lo confirmaran. Ella vende ropa deportiva los sábados y domingos en ese lugar y asegura que el 90% de sus clientes es cubano.

Al momento en que Morocho conversaba y renegaba de la medida con sus colegas, un grupo de cinco cubanos ojeaban su mercadería. Al final, los isleños se llevaron dos docenas de calentadores y pagaron USD 70.

Los extranjeros tenían previsto enviar esa mercadería y otras compras a Cuba. Cada uno esperaba hacer un envío de 42 kilos, cantidad permitida por las leyes ecuatorianas. En la isla, sus familiares recibirán los bultos de ropa y los venderán a amigos y vecinos.

Ese es el modo de vida que varios cubanos escogieron. “Es un negocio redondo”, explica Luis Durán, originario de La Habana, mientras enciende un habano de la isla comprado a un paisano suyo en los exteriores del Centro Comercial.

Un jean que en los locales comerciales del centro de Quito cuesta USD 10 puede venderse en Cuba en unos USD 30.

Por eso hay cubanos residentes en Ecuador que realizan hasta seis envíos al año, según Durán. Otros vienen directamente desde la isla a comprar ropa y regresan para venderla ellos mismos. Esta actividad podría disminuir con la exigencia de visa que rige desde hoy en Ecuador.

Félix Pérez, por ejemplo, llegó el viernes pasado junto a su esposa y su suegra. Entre los tres llevarán 126 kilos, lo que les supone una inversión de unos USD 4 000. Su plan es vender en su país natal toda la mercancía en unos USD 8 000.

Este es el quinto viaje que Pérez hace en el año. En esta ocasión, debido a la temporada navideña, decidió venir acompañado para llevar más ropa porque la demanda aumentará.

El hombre es de Pinar del Río. Mientras se toma la cabeza y mira de reojo a sus compatriotas asegura que aunque le cuesta admitirlo “la medida del Gobierno ecuatoriano es correcta”. Él es consciente del fenómeno de migración hacia los EE.UU. y por eso cree que la visa se debe exigir solo de manera temporal, hasta que las relaciones entre Estados Unidos y Cuba se normalicen.

Pérez dice que se encariñó con Ecuador y teme no volver, o no hacerlo seguido. En sus viajes, al igual que una gran mayoría de sus paisanos, se hospeda en el Centro Histórico. Esta zona de la ciudad atrae a estos visitantes, que en su tiempo libre son asiduos clientes de bares y restaurantes de La Ronda.

La noticia del nuevo requisito impuesto a los cubanos no solo preocupa a los cubanos, sino también a los comerciantes y productores ecuatorianos.

Mireya Sandoval vende ropa deportiva en El Tejar. Una docena de prendas la adquiere a los productores en USD 22 y la vende, al por mayor, en USD 23. Cada día vende 50 docenas a ciudadanos cubanos, lo que le representa al menos USD 50 de utilidad, que perdería si disminuye el ingreso de los isleños.

SDLqLa situación del país es complicada. El ecuatoriano no compra y si compra se va a Colombia o Perú. Los que más nos compran son los cubanos”, asegura la comerciante.

La presencia de isleños también mueve otros sectores de la economía quiteña. Los taxistas saben de la gran afluencia de cubanos haciendo grandes compras de ropa. Por eso, Ramiro Ruiz circula con frecuencia con su taxi por el centro de la capital en busca de clientes.

Él cuenta que realiza carreras a los extranjeros con cierta frecuencia. Dice que casi siempre van hacia la avenida La Prensa y Florida, en el norte de la urbe. Una carrera de esa distancia cuesta hasta USD 8, dependiendo del tráfico. En esa esquina se encuentra Romero Transfer & Courier, empresa de envío de paquetes.

Los encargados en la entidad prefirieron no pronunciarse acerca del comercio que se realiza entre Ecuador y la isla.
Las rutas aéreas hacia Cuba.

En Ecuador solo la estatal Tame tiene vuelos directos desde Quito y Guayaquil hacia La Habana, y viceversa. La venta de los pasajes para esa ruta se realiza solamente en puntos de la aerolínea; no se los puede adquirir en línea.

Desde Quito, Tame tiene dos vuelos directos a la semana: los martes y sábados, a las 00:50. Desde Guayaquil, la aerolínea estatal vuela los lunes y miércoles, a las 20:30.

Lan no tiene vuelo directo desde Ecuador hacia La Habana. La opción que ofrece esta compañía es volar desde Quito o Guayaquil hacia Lima y desde la capital peruana dirigirse a La Habana. Una fuente de la aerolínea señaló que la aplicación de visa a los cubanos no afectaría la demanda de pasajes hacia la isla ubicada en el Caribe.

Con otras aerolíneas se puede llegar a La Habana haciendo escala en Ciudad de Panamá, Bogotá, Ciudad de México, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)