20 de diciembre de 2016 17:26

Los comerciantes del centro dicen que aún no despegan las ventas navideñas

Las ventas informales aumentaron en diciembre en el Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Las ventas informales aumentaron en diciembre en el Centro Histórico. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Daniel Romero

A cuatro días del festejo de Navidad, los comerciantes del centro de Quito no sienten que las ventas despeguen. En las calles es visible la presencia de visitantes pero esto no se traduce aún en el incremento de las ventas a propósito de la época.

En calles como la Chile, Mejía y Espejo se concentra el mayor número de personas que visitan el centro. Mientras que, en estas mismas calles, en los exteriores de los locales, los comerciantes ofertan sus productos y arman promociones para atraer clientes.

Los posibles clientes suben y bajan observando vitrinas y escuchando ofertas. Sin embargo, la gente en las calles no significa más ventas en los locales, según los comerciantes.

Según Marcia Suquilema, encargada de un local que se dedica a la venta de calzado, hasta la fecha no ha notado una activación de las ventas por la época navideña. “Para esta temporada, el local hizo una inversión de cerca de USD 10 mil más de lo que se adquiere en mercancía para todo el año pero aún no hemos vendido lo que se esperaba”, dijo.

En esto coincide Soraya Puruncajas quien tiene su local de ropa interior. “En relación al 2015 si hay una disminución en las ventas. Creo que se veía venir por la situación del país. Por eso nosotros preferimos no endeudarnos en más mercadería”, contó.

Al medio día del martes 20 de diciembre de 2016, era posible observar madres con sus hijos y algunas familias que se paseaban con fundas y juguetes. Según Katty Lema, madre de dos niños, prefirió ir en compañía de su madre para lograr comprar los regalos a esa hora. “En la tarde y noche aumenta la gente y es más complicado. Preferimos el centro porque hay opciones más económicas. Con USD 50 he logrado comprar algo para los más pequeños”, dijo.

Lo que sí es evidente es el aumento de las ventas informales en las calles del Centro Histórico. Allí se vende de todo: pijamas, zapatos, sandalias, ponchos y juguetes. También se venden fundas y papel regalo que es lo que más atrae a los visitantes después de sus compras navideñas.

Los comerciantes del Centro esperan que desde el martes y hasta el fin de semana, la gente se acerque a comprar. Para ellos, esta temporada es de las más importantes en ventas para sus negocios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)