4 de enero de 2015 17:59

La combustión lenta del 'Norman Atlantic' impide buscar nuevas víctimas

El ferri permanece  remolcado desde desde el 2 de enero en aguas de la vecina Albania. Foto: AFP.

El ferri permanece remolcado desde desde el 2 de enero en aguas de la vecina Albania. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Roma

La combustión lenta del interior del ferri "Norman Atlantic" impidió hoy, 4 de enero,  de nuevo investigar todo el barco y, por tanto, averiguar si su incendio en alta mar hace una semana causó más muertos de los  11 oficialmente confirmados.

La presencia de focos aún sin extinguir completamente en el barco, amarrado a un muelle de la ciudad meridional italiana de Brindisi desde que llegó allí el viernes (2 de enero) remolcado desde aguas de la vecina Albania, dificultó los trabajos de los investigadores.

El capitán de los bomberos de esa localidad, Michele Angiuli, aventuró que la inspección podría continuar "probablemente durante algunas semanas, la combustión es lenta", antes de poder llegar a todas las zonas del buque aún sin explorar.

La fiscalía de Bari, responsable de la investigación de las causas del incendio, intenta desde hace dos días obtener información del interior del buque siniestrado para determinar las causas por las que se declaró un incendio el domingo 28 de diciembre, probablemente en la planta de garaje donde había numerosos camiones.

Pero Angiuli confirmó a la prensa que los trabajos son complicados y que hasta el momento solo se ha podido avanzar hasta el puente número cuatro del barco, puesto que la combustión se aviva con la entrada de oxígeno cuando los bomberos acceden a las partes del buque que se van abriendo.

De momento se ha podido comprobar que hay numerosos vehículos completamente destruidos por el incendio, declaró el responsable de los bomberos, quien reconoció que habrá que analizar los restos de automóviles uno por uno para intentar encontrar restos humanos, si los hubiera.

Además de los bomberos, miembros del servicio de guardacostas, de la policía y de la unidad de investigación de los carabineros participaron en la operación de inspección, en la que informaron de que se pudo recuperar un cofre de seguridad con documentos relacionados con el capitán del barco.

Argilio Giacomazzi, el comandante del ferri, que ya prestó declaración ante la fiscalía de Bari, aseguró hoy tener "la conciencia tranquila" y dijo estar "profundamente apenado" por no haber podido salvar a todas las personas que viajaban a bordo.

"Soy consciente de haber hecho todo lo que podía humanamente y estoy dispuesto a responder a cualquier pregunta, como lo hice rápidamente", agregó en declaraciones al portal en internet Secolo XIX.

Una de las hipótesis de trabajo de los investigadores es que el incendio pudiera haber comenzado entre los camiones frigoríficos que transportaba el ferri (unos sesenta vehículos), por si su elevado número estuvo en el origen de un cortocircuito.

La fiscalía explicó este fin de semana que en la inspección se están controlando todos los aspectos técnicos del sistema de seguridad y antiincendios y de evacuación de la nave. Las cifras oficiales apuntan a que en el suceso murieron 11 personas, si bien dos cadáveres no han podido ser recuperados.

Además otros dos trabajadores de nacionalidad albanesa perecieron durante las tareas de amarre de la embarcación, a la deriva ante las costas de Albania.

El miércoles la Guardia Costiera comunicó que había entregado a las fiscalía una lista de 477 personas rescatadas que viajaban en el barco, lo que modificó los números proporcionados previamente por las autoridades.

Inicialmente se había informado de la llegada a puertos italianos de 310 personas y de que a Grecia se había trasladado a otras 80, mientras que el fiscal indicó en un primer momento que no se tenía noticias de 98 que viajaban en el ferri porque se partía de la hipótesis de que casi 500 debían estar a bordo.

El suceso ocurrió en la madrugada del domingo pasado, cuando se desató un incendio en algún punto del garaje de este barco fletado por la naviera griega "Anek" y que realizaba el trayecto entre el puerto heleno de Patras y el italiano de Ancona.

Autoridades de Grecia, Albania e Italia llevaron a cabo una operación de rescate de los pasajeros que viajaban a bordo, que duró 36 horas y que estuvo dificultada por las muy adversas condiciones meteorológicas en ese área del Adriático.

Además de a Giacomazzi, la fiscalía investiga a otros miembros de la tripulación por su gestión en la evacuación de la nave.
Inscritas formalmente en el elenco de investigados hay al menos otras cuatro personas: dos miembros de la tripulación y dos representantes de la naviera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)