7 de January de 2010 00:00

Colorido y fe en la fiesta del Rey de Reyes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

Manuel Bravo trabajó ayer hasta el mediodía. Junto con su esposa y su hija, el arquitecto  miró el desfile en honor al  Niño Rey de Reyes, una de las imágenes más antiguas de Riobamba. 

“Este pregón es tradicional en la ciudad.  Es un  homenaje al Niño Jesús”, dice.
Bravo también asistió al  acto artístico que se realizó la noche del martes en el estadio Olímpico, en el norte de la ciudad.



Los preparativos
Antes del desfile  del 6 de enero se efectuó la  novena en el Oratorio. Esta es organizada por varias instituciones públicas y privadas de Riobamba. 
A pesar de que  este año los priostes invitaron al Ministerio del  Patrimonio, la entidad no envió un delegado. La intención es que la fiesta sea declarada Patrimonio Intangible.
El nombre del  nuevo prioste  se difundirá el  2 de febrero.  La imagen tiene más de 200 años.

Ayer la  fiesta se inició a las 09:00, con  una peregrinación desde el Oratorio, ubicado en las calles García Moreno y Chile, en el centro de Riobamba, hasta la iglesia de San Antonio.  Ahí se celebró una misa.

Luego, cientos de  feligreses  vestidos de curiquingues, payasos, ángeles… se concentraron en las afueras del oratorio.
 
En el interior de la casona, un grupo de devotos alistaba la imagen que lució un   traje celeste y una corona. 

El pregón empezó a las 11:00. María Cabascango  llegó desde Ibarra. “El Niño me ha cumplido todo lo que he pedido. Traje a mi pequeño hijo Juan para agradecerle por la dicha de tener salud”, sostiene.

Magali Güilcapi y su hermana Paulina se prepararon para participar en el festejo  desde  noviembre pasado. Ellas son  devotas del Niño. “Bailo en las comparsas del Rey de Reyes desde niña”, recuerda  Magali. Ella tiene  24 años. Ayer usó un anaco rosado y  un chal bordado con  intensas    rosas rojas.
 
Paulina Güilcapi se vistió de diablo. Para ella participar en la fiesta es una forma de agradecer a la imagen.

Las comparsas recorrieron  las calles Argentinos, Francia, 10 de Agosto, Colón,  Daniel León Borja, Chile y García Moreno.
Según Ana Lucía Jara, quien fue una de las  priostes, participaron alrededor de 5000 danzantes de varias provincias en el desfile.  Más de 10 000 personas observaron el pregón.  

Una delegación del Municipio  de Píllaro  representó la Diablada Pillareña. También asistieron representantes del Municipio de Latacunga y grupos de danza de los principales colegios de Riobamba.
 
El pregón terminó a las 14:00. El arquitecto Bravo y su familia admiraron los coloridos trajes de los bailarines y de los curiquingues, que visten alas, camisetas y pantalones blancos. Representan a las aves que hay en el nevado Chimborazo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)