2 de enero de 2016 15:08

El número de visitantes ecuatorianos disminuyó en Ipiales, Colombia

El Puente Internacional de Rumichaca, que enlaza a Ecuador y Colombia, lucio despejado este 2 de enero del 2016. Fotos: Washington Benalcázar/El Comercio

El Puente Internacional de Rumichaca, que enlaza a Ecuador y Colombia, lucio despejado este 2 de enero del 2016. Fotos: Washington Benalcázar/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 18
Washington Benalcázar

Contrario a lo que se esperaba, el número de visitantes de Ecuador a la ciudad de Ipiales, Colombia, se redujo durante este feriado de fin de año. Hoy, 2 de enero del 2016, el Puente Internacional de Rumichaca, que enlaza a los dos países, estuvo prácticamente despejado.

Según un estudio de la Cámara de Comercio de Ipiales (CCI), un fin de semana común y corriente cruzan la frontera, de Ecuador a Colombia, entre 15 000 y 20 000 turistas ecuatorianos. Pero durante los feriados la cifra se duplica.

Sin embargo, la imagen de este fin de semana contrastó con la del 25 al 27 de diciembre del año anterior. “Durante cada uno de esos días los automotores que pasaban la frontera –de Ecuador a Colombia- se demoraban entre 2 y 4 horas en las horas picos (08:00 a 16:00), por las largas filas”. Así aseguró Carlos Javier Ortiz, administrador de Variedades de Rumichaca, que funciona junto al viaducto, en el lado colombiano.

La baja de turistas ecuatorianos también se sintió en el sector comercial de Ipiales y Pasto, situados en el sur de Colombia. Según David Zamora, representante de almacén Magneto, que oferta calzado y chaquetas de cuero, fabricadas en el vecino país, aseguró que las ventas bajaron totalmente en los primeros días del 2016.

“De 150 clientes en promedio que atendemos un sábado no han llegado ni el 30%”, comentó hoy, al medio día. El reducido movimiento de visitantes también lo confirmó William Burgos, socio del Sindicato de Cambista de Moneda de Rumichaca, Colombia.

Al parecer, influyó la despedida del año viejo, que es una fiesta en la que las familias acostumbran a reunirse, antes que salir. Además la celebración del Carnaval de Blancos y Negros, que se celebra en el Departamento de Nariño, al sur de Colombia, del 2 al 6 de enero. Y la aplicación del sistema pico y placa, que estuvo vigente del 1 al 31 de diciembre del año anterior, en Ipiales, y que ahuyentó a los viajeros ecuatorianos. Esos son los criterios de varios comerciantes colombianos.

La mayoría de negocios de la Carrera Sexta, la principal arteria comercial de Ipiales, lucieron cerrados. Los habitantes y vecinos de esta urbe prefirieron participar en el desfile de Blancos y Negros y en el baile popular que se preparó en el parque 6 de Julio, de Ipiales.

Solamente las grandes cadenas comerciales laboraron con normalidad. Las tiendes del Gran Plaza de Ipiales, por ejemplo, abrieron sus puertas a las 09:00. Ahí el 90% de los 390 puestos que posee el parqueadero estaban ocupados por automotores de placa ecuatoriana, aseguró uno de los guardias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)