8 de febrero de 2017 00:00

Colombia y ELN, dispuestos a continuar con el diálogo

El proceso se cumple en la hacienda Cashapamba, propiedad de la comunidad jesuita. Foto: Galo Paguay  / EL COMERCIO

El proceso se cumple en la hacienda Cashapamba, propiedad de la comunidad jesuita. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

La mesa de diálogo para la paz entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se instaló finalmente este martes, 7 de febrero del 2017, en Sangolquí, en el suroriente de Quito.

Juan Meriguet, subsecretario de la Cancillería ecuatoriana y parte del proceso de paz desde el inicio, recordó que con esta mesa termina una etapa de conversaciones exploratorias y secretas, de tres años. Y se cumple lo acordado en marzo de 2016, en Caracas.
Israel Ramírez, alias ‘Pablo Beltrán’, jefe del equipo negociador del ELN, agradeció a Ecuador y al presidente Rafael Correa, a los países garantes y de acompañamiento, y a todos los que impulsan el proceso.

Beltrán indicó que están intentando una salida política al conflicto. “El presidente (Juan Manuel) Santos nos llamó a dialogar y aquí estamos”.

Sin embargo, enfatizó que no solo la guerrilla debe cambiar sino también el Gobierno, porque “continúa la persecución contra la izquierda, la protesta social y todos quienes cuestionen al régimen imperante”.

El jefe del equipo del ELN dejó en claro la voluntad del grupo armado de concretar el acuerdo, con la participación de todos los sectores políticos y sociales. Por lo que solicitó la presencia de aquellos que no están de acuerdo.

Juan Camilo Restrepo, jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano y exministro de Agricultura, invitó al ELN a que renuncie a la política del secuestro, para garantizar el diálogo.
“Hemos aprendido la trascendencia del papel de la ciudadanía al acompañar estos procesos y facilitarnos la tarea de llegar a acuerdos”, dijo.

La sociedad civil de Colombia y Ecuador se reunió en la Casa de la Cultura este martes 7 de febrero. Foto: API

La sociedad civil de Colombia y Ecuador se reunió en la Casa de la Cultura este martes 7 de febrero. Foto: API

Guillaume Long, canciller ecuatoriano, acompañó el evento, como representante del país anfitrión de esta primera ronda. También, estuvieron presentes los delegados de los otros países garantes: Cuba, Venezuela, Brasil y Noruega.

La hacienda colonial Cashapamba, de propiedad de la Universidad de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador (PUCE), es la sede de la primera ronda de negociaciones, que durará 45 días.

La seguridad fue intensa: uniformados y canes del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) así como de Inteligencia, Antiexplosivos, Ejército y Policía armaron un operativo.

Desde la edificación, militares vigilaban el movimiento, dentro y fuera de la propiedad.

El equipo negociador del Gobierno llegó alrededor de las 16:30, en dos furgonetas blancas, escoltados por la Policía Nacional. De la misma forma arribó el equipo del ELN, 15 minutos después. Ellos permanecieron dentro de la edificación central hasta las 17:30.
Este proceso fue iniciado por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, con el objetivo de poner fin al conflicto armado en el vecino país, después de haber conseguido firmar y aprobar el acuerdo de paz con las FARC.

La mesa pública de negociaciones debía instalarse el pasado octubre. Sin embargo, el grupo armado no cumplió con la condición previa al inicio del diálogo, la liberación del congresista Odín Sánchez. Por lo cual la cita de pospuso.

El 18 de enero ambos equipos negociadores, acompañados de los países garantes, suscribieron un acuerdo para cumplir con las condiciones antes de la nueva fecha de inicio, el 7 de febrero. Fue así que el ELN liberó a Sánchez el pasado jueves, y este martes liberó al último soldado que secuestraron, Fredy Moreno; y el Gobierno colombiano cumplió con el indulto a dos guerrilleros, Nixon Cobos y Leivis Valero.

Long felicitó a los actores del proceso por su voluntad por haber superado ese impasse.

Ayer, también se instaló la denominada Mesa Social para la Paz en Quito. La iniciativa promueve la participación activa de la sociedad civil colombiana durante las negociaciones de paz entre ELN y el Gobierno colombiano.

La sede de la Mesa fue la Casa de la Cultura Benjamín Carrión. El Comité de Impulso de la Mesa lo conforman cerca de 80 organizaciones entre las que están el Congreso de los Pueblos, Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Proceso de Comunidades Negras (PCN), Movimiento Social Discapacidad Colombia (Mosodic), entre otras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)