28 de agosto de 2016 00:00

Colectivos catapultan candidatura del exvicepresidente Lenín Moreno

Óscar Bonilla, secretario nacional de Acción Política de Alianza País, participó ayer en la asamblea del MIR, en Quito. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Óscar Bonilla, secretario nacional de Acción Política de Alianza País, participó ayer en la asamblea del MIR, en Quito. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 189
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 75
Mario Alexis González
politica@elcomercio.com (I)

El nombre del exvicepresidente Lenín Moreno suena con más fuerza. El Movimiento Izquierda Revolucionario (MIR) decidió apoyar su candidatura para la Presidencia.

Esta organización, que hace poco obtuvo su personería jurídica en Zamora, es en la que Moreno empezó su camino político. En el evento incluso participó Óscar Bonilla, secretario de Acción Política de Alianza País (AP). Lo hizo en representación de Doris Soliz.

Sin embargo, el oficialismo no ha definido aún su binomio. Y en el interior hay dos tendencias: la que apoya a Moreno y la que prefiere al actual vicepresidente Jorge Glas.

Orlando Herrera, titular del MIR, recordó que la militancia del exvicepresidente se destacó por su apegó a los temas sociales, desde que era estudiante de administración pública en la Universidad Central.

Por esta cercanía, el MIR confía en que debe ser el candidato para tomar la posta de Rafael Correa. Por eso mocionó ese nombre al Frente Unidos, coalición que agrupa a 14 organizaciones afines al Gobierno.

Y esa alianza decidió apoyar la candidatura. Por esto -detalla Herrera- Jimmy Jairala, prefecto de Guayas, declinó su posible candidatura por el Centro Democrático, que también pertenece al Frente.

Además, existen otros grupos civiles que lo respaldan. Ayer (27 de agosto de 2016), la Coalición Jóvenes por Lenín se reunió en Quito para definir su plan de apoyo.

Elías Tenorio, su dirigente, dice que son 25 organizaciones, que aglutinan a unas 300 personas de entre 16 y 29 años. En reuniones pasadas han tenido contacto virtual con Moreno, aunque se han centrado en conocer su trabajo como Enviado Especial del Secretario General de la ONU sobre Discapacidad y Accesibilidad.

A inicios del mes, la Red de Organizaciones Sociales, que dice reunir a 1 200 grupos, anunció su apoyo a Moreno. Y, en febrero, ya lo habían propuesto como candidato unas 40 organizaciones campesinas, lideradas por la Coordinadora Campesina Eloy Alfaro.

La primera vez que se escuchó el nombre de Moreno como candidato fue en noviembre del 2015. El presidente Rafael Correa lo mocionó.

En ese momento una encuesta de Perfiles de Opinión lo ubicaba con el 60% de apoyo en una hipotética primera vuelta electoral junto a Mauricio Rodas, Guillermo Lasso y Jaime Nebot. “Hay un trámite largo por delante”, comentó Moreno en esa época.

Desde finales de 2013 Moreno vive en Suiza, por su cargo en la ONU. Ayer en una entrevista a EFE dijo que preferiría no terciar en 2017 porque quería regresar a su casa y “vivir con tranquilidad”; pero agregó que si Correa, AP y el pueblo lo escogen aceptará, por lealtad.

Este cargo le permitió mantenerse alejado del país, salvo por contadas apariciones desde 2015. En marzo criticó la sanción al caricaturista Bonil por un trabajo sobre Agustín Delgado. En noviembre habló de una posible candidatura.

A inicios del año ratificó su lealtad a AP, tras varios rumores de que podía ser candidato por otro partido. Y en abril se participó por videoconferencia en un evento del Conadis en Quito, con varias figuras políticas de Alianza País.

Asistió al Informe a la Nación el 24 de mayo pasado. Fue recibido con aplausos y gritos de apoyo en la Asamblea.

Francisco Rocha, analista político, cree que esta fue una estrategia de AP, pensando en las elecciones. “Tenerlo lejos evitaba que él se involucre en las polémicas en torno a la gestión del Gobierno y así mantiene altos porcentajes de aceptación en las encuestas”.

Sin embargo, -añade- la misma estrategia, que funcionó bien, terminó perjudicando a Moreno por el anuncio del canciller Guillaume Long. Él confirmó que su gastos en Suiza son costeados por el Estado. Lo que terminó restando credibilidad al ex Vicepresidente.

En la última encuesta de Market, de julio, el 41,6% dijo creer en la palabra de Moreno, pero el 56,4% no lo hace.

Por esto Rocha explica la aparición de organizaciones que apoyan al exmandatario coincide con esta caída, pues intentan reposicionarlo antes de las elecciones.

En el mundo virtual también hay movimiento alrededor del posible precandidato. La cuenta de Twitter @Lenin, existe desde el 2012. Pero, empezó a postear contenidos, desde junio, sobre el trabajo social de Moreno con la ONU.

En esta red social hay al menos cuatro cuentas más que lo promocionan. Incluso el presidente Correa retuiteó una nota de prensa sobre su trabajo como Vicepresidente.

Además, Luis Pachala, de la Integración de Movimientos Territoriales, dijo que Moreno confirmó que dará a conocer al grupo sus propuestas de Gobierno, a finales de septiembre, como ya lo han hecho otros candidatos. Tras escuchar a todos, dijo, decidirán a quién apoyar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (52)
No (39)