12 de abril de 2017 15:41

Colectivo que hizo un escrutinio paralelo señala que no hubo alteraciones de resultados

El colectivo Defiendetuvoto.org trabajó en el escrutinio electoral con personas voluntarias que se inscribieron antes de las elecciones. Foto: EL COMERCIO

El colectivo Defiendetuvoto.org trabajó en el escrutinio electoral con personas voluntarias que se inscribieron antes de las elecciones. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 27
Diego Puente
(I)

El colectivo Defiendetuvoto.org descartó una posible alteración de datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) en el sistema de escrutinios. Al menos, esta fue la conclusión que sacaron luego de correr un sistema paralelo que trataba de identificar posibles problemas en el conteo de votos.

Ernesto Marroquín, técnico del colectivo y exauditor electoral por parte de organizaciones políticas ante el CNE, señaló que con un ejercicio práctico se descartó dos hipótesis de un posible fraude informático.

“Podemos decir que la implementación técnica informática en el módulo de escrutinio corresponde a la realidad de los datos que se ingresan. No estoy diciendo que haya fraude o que deje de haberlo (en otras etapas del proceso). Estoy diciendo que desde el punto de vista técnico, los datos ingresados arrojan los resultados que esperarían cualquier programa”, dijo en una rueda de prensa la mañana de este miércoles 12 de abril.

La primera hipótesis que se descartó fue la de una posible adulteración de datos en el momento en el que se digitalizaron las actas. El colectivo contó con cerca de 8 000 delegados en diferentes provincias. Debido a que no fueron calificados por el CNE para constar como veedores, no todos pudieron conseguir los datos de las juntas al finalizar la jornada de conteo el 2 de abril último.

Solo 876 actas pudieron ser fotografiadas y de ellas solo se calificó a 126 que estaban claras. Al comparar los resultados con los datos oficiales del CNE y las actas digitalizadas que están en la página web del organismo electoral no encontraron ningún cambio.

En el país existieron cerca de 40 000 juntas receptoras del voto y cada una envió sus actas. El técnico explicó que aunque la muestra con la que trabajaron es pequeña, es suficiente para sacar conclusiones del comportamiento del sistema. En caso de que hubiese habido una alteración para cambiar los resultados, se habría evidenciado en el sistema paralelo que implementaron.

La segunda hipótesis que descartó el colectivo es que el sistema del CNE haya beneficiado a un candidato al momento de sumar los datos. Marroquín aclaró que ellos descargaron la totalidad de las actas subidas de Galápagos y pudieron comparar que la sumatoria fue hecha. Concluyó que al menos en esa provincia no pudo darse un posible fraude.

El colectivo Defiendetuvoto.org trabajó con personas voluntarias que se inscribieron antes de las elecciones. De ellas, 8 280 pudieron enviar datos el día de las elecciones, la mayoría era miembro de juntas receptoras del voto que pudieron quedarse hasta el final del conteo.

Grace Almedia, de la agrupación País Libre Ecuador, también estuvo presente en la rueda de prensa. Ella comentó que no se puede decir si hubo fraude o no porque hay autoridades competentes que deben pronunciarse. Sin embargo, sostuvo que desde un inicio hubo denuncias al padrón electoral en el que constaban personas que habían fallecido con anterioridad. Ella pidió al CNE la apertura necesaria para que se permitan las impugnaciones que realicen las diversas organizaciones políticas.

El CNE manifestó con anterioridad que el Registro Civil es el encargado de entregar los datos para el padrón electoral. En varias ocasiones, la entidad electoral ha manifestado que el padrón fue depurado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)