28 de November de 2009 00:00

El cogobierno de la Universidad del Azuay sí funciona, según el Conea

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca
cuenca@elcomercio.com

El cogobierno  es un problema en varias universidades del país, pero hay excepciones. El  informe del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (Conea) revela que la Universidad del Azuay (UDA) es la que mejor maneja este tema. Este centro  está en la categoría  A de este  informe.



Dos debilidades
La UDA está   entre las siete de las 71 universidades del país que tiene un portal web con información casi completa: presupuesto, sueldo desde el rector hasta el conserje, inversiones…
Hace cuatro   años, cuando el Estado llamó a las universidades a acreditarse, la UDA fue la primera en presentarse  y la primera de las cuatro acreditadas. Hace siete meses  fue la primera en presentarse a la evaluación del Conea. Está entre las 10 mejores.
Una debilidad   de la UDA que lo admite su Rector es no contar con un mayor número de docentes dedicados a tiempo completo a la universidad y a la investigación. También mejorar la relación directa con la comunidad. En la UDA existen 45 carreras.

El principio de cogobierno que maneja la UDA es un manejo  compartido entre profesores, estudiantes, empleados y trabajadores. Cada uno  tiene su espacio  en las decisiones con voz y voto.

Este sistema  rige desde 1992, aunque un año antes  se nombró al rector, vicerrector y decanos, a través de una elección directa y universal. Y se lo hace cada cinco años, como lo fija  el estatuto.

Los 5 000 alumnos y 150  empleados y trabajadores  eligen a las  autoridades, no solo los docentes como ocurre en otras universidades. Para el rector  Mario Jaramillo, el cogobierno es un principio sano dentro de la educación superior porque  asume responsabilidades compartidas.

El Consejo Universitario, el máximo órgano  de este centro, está integrado por 23 personas: rector, vicerrector, dirigentes  de cada facultad, representantes de los trabajadores, decanos y docentes. 20   tienen voz y voto.

Mientras que los presidentes de la Federación de Estudiantes (Udafe) y de las asociaciones de docentes y trabajadores participan solo con voz. El mismo involucramiento jerárquico se da en los consejos directivos de Facultades, Ejecutivo y otros organismos internos de gobierno.

Para Marcelo Aguilera, presidente de la Udafe, esta práctica de gobierno es efectiva porque permite a todos los sectores  analizar y resolver los asuntos académicos, administrativos...   También aprobar proyectos,  estatutos, concretar objetivos… hasta acordar las pensiones y matrículas.

Pero lo más importante, destaca Aguilera, abre un espacio de diálogo para resolver los conflictos. Por ejemplo, deficiencia académica, sanciones a estudiantes...
Jaramillo comparte con ese criterio. Según él, como en toda universidad hay gente deliberante con quienes ha habido problemas, pero mediante el diálogo han conseguido solucionarlos.

Según Jaramillo, dentro de  la UDA  se prohíbe el partidismo político externo, pero hay libertad ilimitada en los profesores, alumnos, empleados y trabajadores de afiliación política.
Otro logro, para  Jaramillo, es que  varias  autoridades nacionales, provinciales y locales se formaron en la UDA.  Por mencionar un ejemplo, el alcalde de Cuenca, Paúl  Granda, fue dirigente estudiantil. En el Concejo Cantonal de Cuenca de los 14 ediles,  seis salieron de la UDA.
 
Para el alumno de Derecho, Mario Pesántez, el cogobierno tiene una fuerza y peso importantes porque es el ente que coordina con el gobierno central (Udafe) y las   asociaciones de escuelas las actividades, reuniones de trabajo entre estudiantes y autoridades.

Pesántez recuerda  que por esa política en 2008  en  Derecho  se reformó el pénsum. También se aprobaron  necesidades educativas (aulas cibernéticas), aumento de clases y cambio de horarios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)