9 de diciembre de 2015 17:31

Autoridades nacionales y seccionales evaluaron su preparación frente a fenómenos naturales

Academia de Guerra

En la Academia de Guerra, en Sangolquí, se reunieron las ocho mesas del COE Nacional para coordinar acciones frente a fenómenos naturales como la erupción del volcán Cotopaxi. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia

La tarde de este miércoles 9 de diciembre se realizó la clausura de los tres días de simulación que se hicieron frente a eventos como la erupción del volcán Cotopaxi y el Fenómeno de El Niño. El evento fue organizado por las Fuerzas Armadas y reunió a autoridades de 12 provincias de Ecuador como Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y demás.

El ejercicio se inició el pasado lunes 7 diciembre y concentró a representantes de los gobiernos Central, seccionales, cuerpos de bomberos, Policías Nacional, Metropolitana, Municipal, entre otras dependencias.

El objetivo fue que se activen las mesas de los comités de operaciones de emergencia, que cuentan con representantes de entidades como el Ministerio de Salud, de Inclusión Económica y Social, gobiernos seccionales como Quito, Rumiñahui...

Según Felipe Bazán, subsecretario General de Riesgos, este ejercicio fue importante porque lleva a contribuir y sumar los esfuerzos institucionales. Además, se lo hizo en el marco de la evaluación de los protocolos de respuesta que se tienen en cada una de las mesas del Comité de Operaciones de Emergencias Nacional. "Es un tema de preparación conjunta entre entidades y de coordinación", expresó.

El Subsecretario, también, destacó que en este tiempo se ha implementado un sistema de alerta temprana que están funcionando para que la comunidad esté preparada frente a un fenómeno natural.

A esto se suma que la población debe contribuir con acciones de prevención como la elaboración de sus planes de emergencia, las capacitaciones, entre otros.

En este ejercicio estratégico de riesgos estuvieron presentes representantes del Municipio de Quito. Mario Mosquera, coordinador del Área de Respuesta de la Dirección Metropolitana de Gestión de Riesgos, sostuvo que el ejercicio fue importante porque se evidenció la preparación de las instituciones en caso de una eventualidad volcánica. "Se busca dar una respuesta óptima frente a una erupción del coloso. Se simuló un cambio de alerta de amarilla a naranja y a roja".

Según el funcionario, una de las debilidades fue la comunicación entre entidades, por lo que se fortalecerá este ámbito. El ejercicio concluyó con la evaluación de todas las mesas y su posterior socialización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)