6 de enero de 2015 20:52

La cocinas de inducción se abaratan y las de gas se encarecen

En el almacén Docu Hogar se exhiben los nuevos precios de las cocinas de inducción. Foto: Patricio Terán / El Comercio.

En el almacén Docu Hogar se exhiben los nuevos precios de las cocinas de inducción. Foto: Patricio Terán / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 54
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 34
Alberto Araujo y Evelyn Tapia (I)

Las cocinas eléctricas de inducción ya se venden con un descuento de entre el 12 y el 20% debido al retiro del pago del IVA y del Impuesto a la Salida de Divisas cuando se importan partes para ensamblaje local.

Esto ha despertado el interés en compradores de Quito y Guayaquil quienes cada vez demandan más los productos.
En contraste, las cocinas de gas ya han presentado incrementos de hasta el 64% por el aumento del ICE, aunque no en la mayoría de locales donde todavía mantienen mercadería de finales del año pasado.

Por ejemplo, en la cadena Artefacta, una cocina Indurama de cuatro quemadores y horno de gas se vende en USD 559 al contado, cuando el año pasado tenía un precio de 340.

Mediante el programa de cocción eficiente, el Gobierno busca reemplazar 3,5 millones de cocinas de gas por cocinas de inducción para reducir el subsidio al combustible.

Este Diario hizo un recorrido en ocho locales de Quito y Guayaquil en las cadenas Concresa, Docu Hogar, Créditos Económicos, La Ganga, Orve Hogar, Artefacta y Comandato.

En todas ya se exhiben las cocinas de inducción con precios más bajos luego de que entrara en vigencia la Ley de Incentivos a la Producción, la cual les retiró dos impuestos.

Marco Rosero, gerente de Concresa, explica que debido a esta ley las cocinas se están vendiendo con descuentos que llegan hasta el 20% respecto a los precios de finales del año pasado.

Sin embargo, explica que por el anuncio de que bajarían de precio, las ventas en las últimas semanas de diciembre se frenaron, ya que los compradores esperaban que baje el precio.

En contraste, las ventas de cocinas de gas subieron en diciembre ante el anuncio de que se incrementarían sus precios.

De esta manera, de todas las ventas de cocinas para Concresa, el 80% fue por las de gas y el 20% por las de inducción.Pero las ventas del mes pasado, en términos globales, cayeron a la mitad respecto al 2013.

Rosero cuenta que aún están con los precios anteriores en las cocinas de gas porque corresponde a lo que no se vendió el año pasado. Luego de que se agote esa mercadería, dejará de vender cocinas de gas, afirma.

Jorge Guayasamín, gerente del almacén Docu Hogar, indica de igual manera que casi ya no está vendiendo cocinas de gas. Lo que se oferta hoy es lo último que tenían en bodega con precios del año pasado.

También, está vendiendo las cocinas de inducción sin el IVA. Debido al retiro de impuestos se están vendiendo los modelos al mismo precio que se ofertaban durante el 2014, pero ahora se incluyen ollas.

En los almacenes de Créditos Económicos, el interés por las cocinas de inducción ha ido creciendo paulatinamente desde el año pasado, y aún más con el anuncio de que las cocinas de gas pagan el 100% del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) y las de inducción están exentas del pago del IVA, comenta Sonia Villacís, del departamento de Mercadeo.

“Las cocinas de gas han ido bajando desde que se hizo el anuncio, pero esperamos que ahora sea mayor porque la gente ha estado esperando tomar una decisión por los precios, el costo es muy influyente en el mercado y el hecho de que no paguen IVA las de inducción es una ventaja”, dice Villacís.
Las ventas de cocinas de inducción en Almacenes La Ganga, en cambio, despuntaron a finales de noviembre, comenta Leticia Macías, gerenta de la casa comercial.

La demanda de las nuevas cocinas, señala, bordeó las
4 000 unidades en menos de dos meses; sin embargo, se espera que con el anuncio de que las cocinas estarán exentas del pago del IVA, la demanda crezca más, por lo que ya se hizo un pedido de unas 10 000 a sus proveedores.

“La venta de cocinas de gas está casi paralizada hace un año. Desde que el Presidente anunció el cambio la gente se quedó en espera, y nosotros dejamos de comprar cocinas de gas prácticamente. Estamos hablando que ahora el 95% de ventas de cocinas corresponde a de inducción”, señala Macías.

La preocupación frente al incremento de la demanda, es que los proveedores tengan la capacidad de producción suficiente para responder.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)