12 de noviembre de 2015 00:00

Cocinas chinas ponen en apuros al productor local

Ayer, en la EEQ se presentaron los modelos de cocinas de inducción chinas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Ayer, en la EEQ se presentaron los modelos de cocinas de inducción chinas. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 186
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 17
Alberto Araujo

El programa de reemplazo de cocinas de gas por unas eléctricas de inducción más eficientes avanza, con lo cual crece el monto del subsidio por la energía destinada en el uso del nuevo artefacto.

Para el próximo lunes se anuncia la venta de cocinas chinas, lo que genera preocupación a la industria nacional, que además se queja por los retrasos en el pago por parte del Gobierno en las cocinas adquiridas a crédito.

De acuerdo con datos del Ministerio de Electricidad y la Gerencia de Cocinas de Inducción, entre junio del 2014 y noviembre de este año se han comercializado 223 095 cocinas de inducción en el país.

En este número se incluyen las unidades compradas de manera particular y a través del programa financiado por el Gobierno.

Según datos oficiales, 221 904 usuarios ya están recibiendo el subsidio de hasta 80 kilovatios-hora (kWh) al mes de energía.

El gerente del proyecto de Cocción Eficiente del Ministerio de Electricidad, Gustavo Carrera, explica sin embargo que no todos los usuarios que acceden al subsidio utilizan todos los 80 kWh cada mes.

Lo anterior se debe a que el Gobierno solo subsidia la energía adicional que consume el usuario luego de haber adquirido la cocina de inducción, no a los primeros 80 kWh. En promedio, los clientes consumen alrededor de 40 kWh adicionales por utilizar las nuevas cocinas, que son los que se subsidian, dice Carrera.

Considerando la cantidad de energía subsidiada, el costo promedio de USD 0,08 por cada kilovatio hora (precio que incluye costos de comercialización, según Carrera) y por el número de usuarios que ya acceden al subsidio, se obtiene que este beneficio representa unos USD 710 000 al mes.

Es decir, que esa cantidad se estaría ya destinando mensualmente como subsidio a las personas que utilizan cocinas eléctricas de inducción.

Este monto, sin embargo, es mucho menor a los cerca de USD 21 millones mensuales que, en promedio, el Estado ha destinado al subsidio del gas licuado de petróleo o gas doméstico entre enero y septiembre de este año, según datos del Banco Central.

El gerente nacional del Programa de Cocción Eficiente, Pablo Zambrano, indicó que como siguiente paso para el avance del cambio de las cocinas de gas por cocinas de inducción, saldrán a la venta desde el lunes 130 000 cocinas eléctricas de inducción importadas desde China.

Estas cocinas incluyen modelos de encimeras de cuatro quemadores o focos de inducción y otros modelos que además de los cuatro quemadores vienen con un horno eléctrico. Las encimeras cuestan USD 200 y los modelos con horno 300.

Ambas estarán a la venta desde el lunes próximo en las empresas eléctricas de Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y Loja. Carrera dijo que para adquirir estas cocinas en las empresas eléctricas, el usuario necesita la cédula, entre otros requisitos (ver puntuales).

Entre tanto, los productores nacionales ven con preocupación el ingreso de las cocinas chinas a mitad de precio respecto al producto local, pero además se quejan por la falta de pago del Gobierno de las unidades vendidas a crédito.

El gerente de Induglob, Juan Pablo Vela, dijo que si bien las cocinas chinas representan una competencia para los fabricantes nacionales, el sector tiene un problema más relevante que es la falta de pago del Gobierno a los productores y distribuidores, eso les afecta.

Vela calcula que esa deuda supera los USD 20 millones. “Entre mediados agosto y mediados de octubre no hubo ningún pago (…) Hace dos semanas hubo un pago de USD 9 millones, pero ya entran nuevos pagos pendientes”.

Esas demoras ocasionan que la producción de las cocinas de inducción se reduzca por falta de reposición de los distribuidores. Vela añade que como los distribuidores no reciben los pagos han frenado la fuerza de venta y “no nos compran a nosotros”.

En el caso de Induglob, que fabrica las marcas Indurama y Global, la fabricación bajó de 25 000 unidades en junio pasado a alrededor de 2 000 en la actualidad. “Los pedidos que nos hacen los distribuidores están bajísimos”. En la actualidad, este empresa cuenta con un inventario de 80 000 unidades listas para la venta.

Por ello, dice Vela, se busca una reunión con el Ministerio de Finanzas para conocer cómo se realizarán los pagos vencidos y qué capacidad de recursos tendrá a futuro el Régimen para cancelar los rubros que generen las ventas de los próximos meses.

En contexto

El Gobierno busca reemplazar 3,5 millones de cocinas de gas por cocinas de inducción. Hasta finales del próximo año espera llegar al reemplazo de 1 millón de aparatos. Para los usuarios de Bono de Desarrollo Humano, se han entregado 565 cocinas gratuitas.

No olvide

*Para comprar la cocina china debe acudir a la Empresa Eléctrica.

*El principal requisito para realizar la compra es presentar la cédula.

*Es indispensable además estar al día en los pagos de las planillas de luz.

*En la Empresa Eléctrica se realizará la facturación y entrega de la cocina.

*La cocina se puede financiar hasta con un plazo de 72 meses a voluntad del cliente.

*El precio de las cocinas chinas es de USD 200 para la encimera y 300 con horno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (7)