12 de abril de 2016 21:53

El Coca-Codo operará al 100% en octubre próximo

Colocación de la segunda turbina  en Coca Codo Sinclair. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Colocación de la segunda turbina en Coca Codo Sinclair. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 20
Alberto Araujo
Desde Sucumbíos (I)

La central hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair comenzará a entregar energía en firme a partir de mañana 13 de abril del 2016 con la operación de cuatro de sus ocho turbinas. Las otras cuatro ingresarán en octubre próximo, indicaron técnicos de la central. Inicialmente estaba previsto que el proyecto entre de manera íntegra en febrero pasado.

La obra comenzará desde mañana a operar a un 50% de su capacidad con una potencia total de 750 megavatios (MW). Esto representa un 68% de la potencia total de la central Paute Molino.

Hoy, autoridades de la central realizaron un recorrido con medios de comunicación por los frentes de captación y embalse compensador.

Mañana está previsto el acto de entrega de cuatro de las ocho turbinas de la hidroeléctrica para que entreguen energía en firme.

En la cita participarán el vicepresidente, Jorge Glas, y los ministros de Electricidad, Esteban Albornoz y de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, entre otros funcionarios.

Las cuatro turbinas restantes entrarán en pruebas en agosto y entrarán a operar en el mes de agosto, dijo el supervisor de la obra civil del embalse compensador Roque Proaño.

La central hidroeléctrica toma las aguas de río Coca que es producto de la unión de Quijos y el Salado y las lleva con un caudal de 222 m/s a través de una tubería de nueve metros de diámetro y una longitud de 25 kilómetros.

Luego, el agua llega a un embalse compensador de 1,3 millones de metros cúbicos (520 piscinas olímpicas) para precipitarse por una tubería de presión aprovechando una caída vertical de 620 metros de altura. La tubería se bifurca y alimenta dos grupos de turbinas, cada una de ocho unidades.

Las obras de captación se encuentran en el kilómetro 100 de la vía Quito – Lago Agrio, al nororiente de la capital.

Esta parte de la central ocupa una superficie de un poco más de una hectárea y media compuesta por una infraestructura de unos 10 canales o ventanas por donde pasa el agua y se retienen los sedimentos antes de que ingrese al túnel de conducción. En esta captación se forma una suerte de especie de espejo de agua del río.

En el lugar, el técnico de operaciones del Coca-Codo, Daniel Correa, indicó que esta captación puede soportar crecidas milenarias.

El funcionario también detalló que solo aprovechará el 55% del caudal del río Coca, con lo cual no se afectarían las especies de flora y fauna que se abastecen del río.

El técnico John García indicó que desde abril hasta septiembre será la época en que más generará la central hidroeléctrica. El resto de meses son de estiaje (falta de lluvias).

La construcción de la central ha tenido un costo de unos USD 2 000 millones sin incluir costos de fiscalización, los impuestos y las obras de compensación.

De ese monto, el 70% fue financiado con un préstamo de China. La constructora de la obra fue Sinohydro, también del país asiático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)