25 de March de 2010 00:00

Coca-Codo Sinclair

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Miguel Macías Carmigniani

Sería bueno que la Ministra de Finanzas nos haga conocer cuáles fueron los planteamientos inaceptables que el Eximbank exigió al Gobierno Nacional para garantizar el préstamo por USD 1 700 millones que está dispuesto a otorgar para construir la represa Coca-Codo Sinclair, y si el Gobierno cumplió con pagar los USD 300 millones restantes, pues  se me ha informado que se había acordado negociar hasta el 5 de abril el indicado préstamo. ¿Qué motivó que el Gobierno se levante de esa mesa de negociación, antes del plazo previsto? Me niego a pensar que  fue producto de un mal genio.

¿Se previó o no en el contrato firmado con la empresa china la posibilidad de otra fuente de financiamiento?

No veo mal que se garantice ese préstamo con los flujos que la compañía hidroeléctrica obtenga por la venta de la energía que va a producir esa represa, ya que nuestra Constitución permite que con endeudamiento público se financien programas y proyectos de inversión para infraestructura, como es este caso, sin que ello afecte nuestra soberanía, pero ¿qué pasa si mañana por cuestiones políticas internas, el Presidente ordena que se rebaje en un 50% el kilovatio hora o que las generadoras eléctricas  regalen  energía a las distribuidoras? ¡Cómo cobrarían los chinos su crédito!

No sé si técnicamente el sitio donde se piensa construir la indicada represa sea el más conveniente para ello, pero de lo que sí estoy seguro es que el país necesita de una gran represa hidroeléctrica que produzca la energía que nos hace falta.

Hábil maniobra la del presidente Correa de convertir el caso de la construcción de esa represa, en un asunto de Estado entre el Gobierno ecuatoriano y el chino. El Presidente debe haberse dado cuenta de que el banquero chino responde personalmente por el préstamo, por lo que no puede otorgarlo sin las debidas garantías.  Ojalá que su maniobra dé los resultados deseados para que se construya una obra de tal magnitud, pues de lo contrario volvemos a los “apagones” de hace unos meses atrás, que tanto le cuestan tanto a la población como al Estado. Según el presidente Correa, cada día de retraso en la construcción de esa represa, le cuesta al país la ‘bicoca’ de USD 2 millones diarios!

Esa obra, según un prestigioso ex Gerente General  de la ex Inecel, no puede dejar de costar menos de USD 3 000 millones, ya que se calcula el costo de la construcción de una represa entre USD 2 000 y 2 300 por kilovatio.

Si el contrato se firmó ‘llave en mano’, es de presumir que los principales estudios requeridos para construir tan importante obra pública, se hicieron oportunamente, aunque varios políticos sostienen lo contrario.

¿Aceptará el Gobierno la prórroga solicitada por el Embajador chino para negociar con el Eximbank? Pronto lo sabremos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)