14 de marzo de 2017 17:40

El CNE confirma que la vigilancia de las FF.AA. en la integración de paquetes es externa

Presentación de papeletas para la segunda vuelta electoral del 2 de abril del 2017. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Presentación de papeletas para la segunda vuelta electoral del 2 de abril del 2017. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Adriana Noboa

La custodia del material electoral por parte de las Fuerzas Armadas no implica que estén físicamente cerca. Por ejemplo, en el caso del armado de los paquetes electorales, en Cemexpo, a cargo de la empresa Montgar; la vigilancia es externa pues se hace a través de cámaras de vigilancia.

Así lo aclaró hoy, 14 de marzo de 2017, Jorge Vega, director de Logística del Consejo Nacional Electoral (CNE). Ahí “el Ejército tiene acceso a las cámaras, a todo el juego de cámaras, son más de 100 cámaras que tiene la integradora (Montgar), tienen acceso a las IPs y a estar en constante monitoreo vía streaming de las actividades que se generan dentro de la integradora, eso fue en la primera vuelta y será en la segunda vuelta” (sic.).

También explicó que el Ejército mantiene reportes constantes del personal de Inteligencia por lo que, según él, la cadena de custodia “ha sido constante y nunca ha sido rota”, desde que salen las papeletas del Instituto Geográfico Militar (IGM) hasta el final del proceso.

“La custodia militar está dentro de eso, es custodia visual, tienen acceso a las IPs, tienen acceso a cámaras de alta resolución, que prácticamente son las que usa la misma resolución del IGM, podemos ver que se pueden hacer acercamientos y zooms súper fuertes, que es como estar adentro” (sic.), indicó Vega.

Los militares no pueden estar dentro de la zona donde se arman los paquetes electorales porque “es parte del proceso que se ha hecho históricamente desde 2002”. Por el flujo de trabajo en el área hay que tener en cuenta que se mantiene una cadena de trabajo, dijo

El coronel William Aragón, director del IGM, aclaró que como autoridad militar, él solo se responsabiliza de lo que sucede en esa institución, donde se imprime el material electoral, “calidad y cantidad en los plazos establecidos”, hasta que se entrega a la empresa integradora de los paquetes y al CNE. “El IGM no responde sobre lo que haga Montgar, pues ahí hay una responsabilidad netamente civil”.

Además Aragón enfatizó que el tema de la custodia y traslado, en general, está en manos de las FF.AA. y que cualquier respuesta al respecto deberá emitirla la autoridad militar competente.

La explicación del CNE confirma las declaraciones que el excomandante General del Ejército Luis Castro Ayala dio el 6 de marzo. Tras ser cesado por el presidente Rafael Correa, el militar afirmó que la cadena de custodia del Ejército se rompió en al menos dos momentos, cuando se armaron los paquetes y cuando se los entregaron para el escrutinio porque -según dijo- los militares no estuvieron observando directamente el proceso sino solo encargados de la seguridad externa de las locaciones.

El uniformado aclaró que si hubo o no un fraude electoral eso le corresponde determinar a la justicia y a la misma autoridad electoral. Al día siguiente de esto, Pozo respondió que Castro estaba desinformado, que sus declaraciones son “confusas e imprecisas”. Y lamentó que 15 días después de la votación se haya puesto en duda la elección.

Según el Presidente del CNE, en ningún momento la autoridad electoral recibió una alerta de las Fuerzas Armadas sobre una supuesta ruptura de la cadena de custodia y menos por parte del Comandante saliente. El Consejo incluso emitió un comunicado afirmando que el material electoral, que incluye las papeletas, actas y padrones, “ha contado con la custodia permanente e ininterrumpida por parte de las Fuerzas Armadas, la misma que ha sido de conocimiento público y que está debidamente documentada”.

Vega y Aragón
se refirieron esta mañana al tema, durante una visita al IGM para conocer la cadena de producción y control de calidad de las papeletas y documentos electorales, que desde el pasado 6 de marzo están siendo incluidos en los paquetes electorales, para enviarlos al exterior y distribuirlos a todas las provincias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)