23 de diciembre de 2016 00:00

El CNE probó su sistema de transmisión

Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral, estuvo ayer al frente de las pruebas que se hicieron desde la provincia de Santa Elena. Foto: Cortesía: CNE

Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral, estuvo ayer al frente de las pruebas que se hicieron desde la provincia de Santa Elena. Foto: Cortesía: CNE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Ana María Carvajal

El Consejo Nacional Electoral (CNE) mantuvo este jueves, 22 de diciembre, una jornada enfocada en las pruebas técnicas zonales del Sistema de Transmisión y Publicación de Resultados para las elecciones de febrero del 2017.

El presidente del organismo, Juan Pablo Pozo, dirigió este proceso desde Santa Elena. Participaron las delegaciones provinciales de Pichincha, Manabí, Guayas, Azuay, Galápagos y Los Ríos.

Pozo estuvo en el teatro Rubira Infante, donde se instalará el Centro de Procesamiento de Resultados de la provincia de Santa Elena.

En el ejercicio se revisaron las conexiones en línea para el procesamiento de las actas y se realizó una prueba de funcionalidad en tiempo real simultánea en las seis provincias.

En Pichincha, el ejercicio duró algo más de dos horas y estuvo a cargo de Francisco Yépez Cadena, vicepresidente de la Junta Provincial, ubicada en el norte de Quito.

Yépez explicó que se trabajó con el personal que el 19 de febrero cumplirá con las tareas de escrutinio de los votos en cada provincia. La prueba se hizo con una simulación en la que se incluyó la instalación del pleno de la Junta, con cinco recintos de la capital: los colegios San Gabriel, Borja 3, Benalcázar, 24 de Mayo y Liceo Policial.

Explicó que el escaneo de un acta y envío de información desde el recinto electoral hasta el centro de publicación de resultados toma máximo 5 segundos. Según Yépez, no se puede establecer el tiempo exacto que tardará la difusión de resultados preliminares, porque eso depende de cuánto demoren las juntas receptoras del voto en hacer el conteo.

Informó que están previstos dos simulacros generales de elecciones, para el 8 y el 22 de enero próximos. En ellos intervendrán, además, miembros de la Policía Nacional, de las Fuerzas Armadas y de la Cruz Roja, entre otros.

Pero antes, el 28 de diciembre, se hará una prueba nacional del sistema de transmisión de datos a escala nacional, es decir con la intervención de las 24 delegaciones provinciales electorales del país.

La sede principal será la ubicada en Guayaquil. Tanto esta como la jornada de ayer son de preparación para el simulacro.

El Sistema de Transmisión y Publicación de Resultados, según el CNE, fue creado por técnicos del organismo y tiene puntos de enlace en cada recinto, desde donde se transmitirán las actas.
Estos serán enviados a los Centros de Procesamiento de Resultados. Este jueves se pusieron a prueba parte de los escáneres donados por Corea del Sur para esta fase.

Este proceso de escaneo de actas en cada recinto electoral sustituye al utilizado en las últimas elecciones, cuando había juntas intermedias de escrutinio. Las actas eran trasladadas a estas juntas desde los recintos y allí se realizaba la transmisión. Ahora, con el envío directo, se prevé entregar resultados preliminares y oficiales en menor tiempo.

Para el día de las elecciones está previsto subir a la página web del Consejo Nacional Electoral las actas escaneadas que lleguen al sistema, para que cualquier persona, incluidos los delegados de las organizaciones políticas, puedan hacer un monitoreo.

Además, ayer el Consejo Nacional Electoral hizo oficialmente la convocatoria para la consulta popular sobre el Pacto Ético, propuesto por el presidente Rafael Correa.

Allí se hará la pregunta “¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como prohibición tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?”.

La consulta popular tendrá un texto adicional en el que se establece que, de ganar la opción del Sí, la Asamblea Nacional deberá realizar una reforma a la Ley Orgánica de Servicio Público, el Código de la Democracia y otras leyes pertinentes, para que estas se adapten a la votación. Esto deberá cumplirse en el plazo de un año, contado a partir de la proclamación de resultados.

Así, los funcionarios que resulten electos en los próximos comicios tendrán el mismo plazo para deshacerse de su dinero o bienes de cualquier naturaleza en paraísos fiscales, lo que incluiría ‘empresas offshore’. “Su incumplimiento será causal de destitución”.

La consulta popular se realizará el mismo 19 de febrero, entre 07:00 y 17:00, al igual que las elecciones presidenciales. La campaña electoral se hará entre el 3 de enero y el 16 de febrero del próximo año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)