1 de enero de 2018 00:00

El Consejo Nacional Electoral tiene listo el esquema de capacitación

El Instituto Geográfico Militar terminará de imprimir los documentos electorales el 21 de enero del 2018.  Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El Instituto Geográfico Militar terminará de imprimir los documentos electorales el 21 de enero del 2018. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Puente

Entre 60 y 90 minutos durarán las capacitaciones para los miembros de las juntas receptoras del voto. Funcionarios del Consejo Nacional Electoral (CNE) darán, desde mañana, 2 de enero, las charlas en las delegaciones provinciales y en universidades.

Son en total 788 capacitadores habilitados que se desplegarán en las 24 provincias. Guayas es la que tiene mayor número de capacitadores: 146. El caso opuesto es Galápagos, que tendrá apenas a cinco.

La logística variará en casos específicos. Por ejemplo, en las provincias de la Amazonía se requerirá que los capacitadores viajen, incluso en avionetas, para alcanzar a centros poblados distantes. El detalle de las sedes para las capacitaciones estará disponible en la página web del CNE. En ese mismo portal estarán los horarios.

La autoridad electoral espera aumentar en 0,8% el nivel de capacitados con relación a las realizadas para las elecciones de abril del año anterior.

En el 2017, el CNE capacitó al 85,94% de las personas que fueron seleccionadas por el sistema como miembros de las juntas receptoras del voto. Esto a pesar de que en el proceso anterior hubo ocho meses de preparación y para este hay cerca de un mes.

Napo fue la provincia que tuvo más capacitados. El 99,5% de miembros de juntas cumplió al asistir a las charlas. Lo contrario pasó en Guayas. Hubo un ausentismo del 23,44% en las capacitaciones.

La asistencia a las charlas no es obligatoria, señaló el director nacional de capacitación del CNE, Roberto Pinargote. Sin embargo, el funcionario resaltó la necesidad de que la gente asista para que el proceso electoral transcurra sin contratiempos. Para el consejero Paúl Salazar, lo importante de cumplir con esta instrucción es reducir el número de inconsistencias que se dan en las actas de conteo de resultados.

El pasado 19 de diciembre fueron seleccionados los
238 616 miembros de las juntas receptoras del voto, a través de un sorteo simultáneo en las 24 provincias. En la página web institucional, los ciudadanos pueden verificar su lugar de votación y también si serán o no integrantes de una junta.

Esta información también se pueden obtener en sus facturas o recibos de luz eléctrica, farmacias y supermercados. En el caso de los estudiantes de tercer nivel, se habilitarán espacios en los propios recintos educativos. En Quito, habrá este servicio en las universidades Central, Católica, De las Américas, Tecnológica Equinoccial, San Francisco, Salesiana, entre otras.

Las capacitaciones se realizarán hasta el mismo día de las elecciones. El 4 de febrero se darán charlas en los recintos electorales, previo a las elecciones. El servicio será únicamente para los que no acudieron a la inducción.

La capacitación servirá para conocer qué hacer con los documentos que se entregan en los kits electorales. Ahí se encontrarán dos juegos de actas de escrutinio por cada una de las siete preguntas. Es decir, 14 actas de escrutinio.

Un primer juego, identificado con el amarillo, se colocará en el sobre del mismo color. Estas se entregarán al coordinador de mesa. Luego serán llevadas al centro de escaneo para subir la información de inmediato. Salazar indicó que esperan tener una proyección de los resultados a las 20:00 del día de las elecciones. Se ayudarán con el conteo rápido.

En cambio, las siete actas que tienen identificación roja servirán como un borrador y se dispondrán en una funda de similar tonalidad. Para garantizar la seguridad de estos documentos, se colocará un candado de plástico. En caso de que haya dudas con las actas originales, la autoridad electoral abrirá la funda roja.
En total son siete fundas las que se usarán tras las elecciones y cada una tendrá distinta función.

Los delegados de los sujetos políticos, que deben estar acreditados, podrán ver los resultados en las actas de escrutinio que se pegarán en una parte visible de cada una de las 34 189 juntas receptoras del voto. Ellos también recibirán una copia del acta de instalación.

El proceso de conteo de resultados se prevé que dure alrededor de una hora y media luego de haber terminado las elecciones.

La elección por el sí o por el no será individual e independiente en cada pregunta. Es decir, que la gente sufragará en la papeleta siete veces. Se puede cruzar con una línea vertical en cada casilla o también está permitido hacer una línea continua en toda la hoja (voto en plancha). No serán tomadas en cuenta como un voto válido las marcas de labios o dibujos, tampoco palabras.

En casos específicos, serán los miembros de las juntas receptoras del voto los que determinen la validez del sufragio. Los delegados de las organizaciones políticas podrán supervisar el proceso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)