5 de junio de 2017 10:52

El CNE difundió 50 cadenas durante el proceso electoral

Archivo / El comercio El CNE emitió cuatro reportes en cadena nacional de radio y televisión en la primera vuelta electoral, el 19 de febrero

El CNE emitió cuatro reportes en cadena nacional de radio y televisión en la primera vuelta electoral, el 19 de febrero. Foto: Archivo / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Adriana Noboa

Durante el período electoral, el Consejo Nacional Electoral (CNE) realizó varias contrataciones por servicios y productos comunicacionales, para cumplir con sus tareas,por USD 4 690 369,32.

La entidad optó por las cadenas de radio y televisión para informar a la ciudadanía sobre los comicios. La temática incluyó desde la convocatoria misma a elecciones hasta respuestas a sujetos políticos. Fueron 50 entre el 18 de octubre y el 18 de abril.

La mayoría fue realizada con recursos propios, según la ­Coordinación General de Comunicación. 16 fueron hechas por Satre Comunicación Integral, como parte de un contrato más amplio, también por servicios comunicacionales, por USD 95 840, sin IVA.

La tarea fue delegada porque “el equipo humano del CNE no se dio abasto, por la cantidad de carga laboral”.

No hay ningún contrato por ese monto en el portal de Compras Públicas. Pero el CNE confirmó su suscripción a través del memorando CNE-CGCAC-2017-0256-M, de 4 de mayo. Esto, como respuesta a un pedido de información de EL COMERCIO sobre la producción de las cadenas desde la convocatoria a elecciones.


Juan Fernando Carranza, coordinador general de Comunicación, explicó a este Diario que “frente al ataque por redes sociales y la desinformación, nos vimos obligados a hacer cadenas” para informar a la ciudadanía.

Pero la decisión del CNE de actuar reactivamente y a la defensiva no logró posicionar una imagen técnica, sino que lo ubicó como un actor político más, según Gustavo Isch, experto en estrategias comunicacionales.

Recordó que la estrategia de difundir constantes cadenas no genera confianza sino dudas en el público, “dicen a la gente hay información que no es cierta y esta posición oficial es la que deberían creer”.


Para la analista política Marjorie Chávez, habría sido mejor mostrar al Pleno del CNE en esas transmisiones y, así, escuchar diferentes voces y no solo al titular del organismo, Juan Pablo Pozo.

La ausencia de varias voces es un problema y suele ser frecuente en la gestión de la imagen institucional, dijo.Y explicó que las cadenas pueden ser una herramienta útil, pero que su eficacia depende a la vez de la imagen del vocero.

Aunque los otros vocales del organismo de control electoral llevaron la vocería de distintas áreas en el proceso, predominó la imagen de Pozo.

Este recurso, como estrategia, ha sido una costumbre de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia. Pero Carranza aclaró que no hubo influencia desde Carondelet, que “el estilo nació aquí, eran nuestras propias voces”. E indicó que el exsecretario de la Secom, Patricio Barriga, participó solo en la planificación de las transmisiones.

Sobre la marcha, el CNE también contrató, el 9 de febrero, a la encuestadora Perfiles de Opinión para que realizara sondeos para generar estrategias comunicacionales y definir sus siguientes acciones.

Se trataba de recibir un estudio cualitativo y tres cuantitativos, así como tres encuestas de emergencia cuando la entidad lo requiera y una suscripción anual a las publicaciones de la empresa. El contrato fue por USD 145 806 y tiene un período de cumplimiento de 365 días.

El documento incluye una cláusula de confidencialidad, que implica que Perfiles debe “guardar con absoluta y estricta confidencialidad” la información del CNE y los estudios.

Las mediciones solicitadas servirán para obtener: porcentajes de credibilidad y posicionamiento institucional, de percepción de transparencia de los procesos, entre otras.

Para Isch es justamente una medición, objetiva e imparcial lo único que permitirá conocer el impacto real de la gestión comunicacional del CNE. Pero como parte de una estrategia integral y técnica, para minimizar el uso de recursos y lograr un efecto, “posicionar una imagen lleva tiempo”.

Carranza indicó que esta empresa fue seleccionada por su garantizada experiencia. Confirmó que Perfiles no puede pronunciarse sobre el tema, pero adelantó que “ha cumplido satisfactoriamente”. Y sobre el posicionamiento del CNE, opinó que la estrategia cumplió con los objetivos.

Desde que arrancó el período electoral, en Compras Públicas hay 22 contratos por servicios y productos comunicacionales.
Estos incluyen campañas de difusión, sistemas de audio y video para eventos, material didáctico y publicitario, elaboración e impresión de textos y CD, monitoreo de medios, producción del programa ‘Sociedad Viva’, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)