3 de July de 2009 00:00

Las clínicas Contigo también están en la Amazonia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad
 
Las clínicas  Contigo no solo   atienden a pacientes del IESS en Quito, sino  también a  quienes habitan en Tena (Napo).  En esta  ciudad amazónica,  el centro    opera entre  las  avenidas Jumandi y  Tamiaurco, y   el principal cliente  es  el Seguro Social.
  
El director    del IESS, Fernando Guijarro, dijo que mantendrá los contratos, pese a los  cuestionamientos originados por el parentesco  que existe entre  los representantes del grupo  Contigo y  la directora  del Hospital Carlos Andrade  Marín,  María Sol Larrea.

La funcionaria es esposa  del gerente de Contigo Centro, Marcelo Espín Cunha. 

Además, es nuera  del  representante de Contigo Norte,   Marcelo Espín  Paredes,    y   es cuñada del  gerente administrativo de Contigo Sur,  Alejandro  Espín.

El centro Contigo de Tena también es parte del Grupo. 

Alejandro Espín    defendió  los    servicios    que   prestan    en  la Amazonia.   “No  son  muchos los pacientes  del Seguro  que ingresan. Actualmente, por ejemplo,  tenemos    cinco     afiliados  y  siete  son   particulares”.
 
Contigo Sur, en cambio,  tiene 82 pacientes y todos son asegurados   al IESS y por cada  diálisis   se  cobran  USD  77.
 
Este   tema causó reacciones.  Grupos como la Confederación de Jubilados pidieron que  la Contraloría investigue el caso. En la Asamblea, sectores de oposición también exigieron que la Comisión de Fiscalización estudie el hecho.

Hasta la mañana de ayer, el presidente de este organismo,    Mauro Andino,  no recibía petición    alguna. “De  llegar  un pedido  formal de cualquier sector   lo  tramitaré      de inmediato”.

Ayer,  las actividades en  el noveno  piso del edificio Chimborazo del Seguro  fueron normales. Allí trabaja Jarvey  Rivadeneira, subdirector de Aseguramiento de  Salud de Pichincha. El presidente del IESS,  Ramiro González, lo acusó de escandalizar  y dijo que  sería separado.

La oficina de Rivadeneira pasó desolada,  aunque los  funcionarios dijeron que “salió para cumplir diligencias”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)