23 de julio de 2014 00:05

La temperatura llegó a 25° en cuatro zonas de Quito

Foto: Julio Estrella / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 32
Sorprendido 11
Contento 0
Redacción Quito 
quito@elcomercio.com

La resequedad del ambiente y los vientos facilitan la propagación de las llamas forestales.

El calor sofoca en el mediodía. La gente busca un rinconcito en las escasas sombras del bulevar de la avenida Naciones Unidas. Este clima asfixiante llega a los 25° centígrados en cuatro puntos de la ciudad estos días, cuando el promedio es de 18°.

El incremento de temperatura en la urbe no solamente afecta a los ciudadanos. La falta de humedad y los fuertes vientos pueden dar paso a un incendio forestal de magnitud.

Según datos entregados por Wladimir Arriaga, técnico de Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), en cuatro sectores del Distrito el calor es sofocante.

Altas temperaturas
En lo que va del verano, el 17 de julio se registró el pico más alto en el sector de Tababela. El calor allí alcanzó los 26,7° y en el sector de Iñaquito, la temperatura subió hasta 25,7° centígrados.

En esta parroquia , el 9 de julio, la temperatura fue extrema y alcanzó los 25,2 grados centígrados. La falta de nubes, sobre todo en el mediodía, hace que la sensación de calor aumente. Los ciudadanos sienten estragos en este verano.

Los sectores en donde se presentaron estos picos de calor, además, soportan presencia de vientos de más de entre 40 a 50 kilómetros por hora lo que ayudaría a propagar las llamas en caso de que se produzca un incendio forestal.

Los datos del Inamhi indican que la humedad en el ambiente es inferior al 35%, en los sitios mencionados, lo que ocasiona que la vegetación se reseque y facilite la propagación de las llamas.

Arriaga sostiene que los incendios forestales de tercer nivel (el más peligroso en la escala que manejan los bomberos) podrían presentarse gracias a estos factores. “Las características que tiene el ambiente son propicias para un incendio forestal de proporciones”, dijo.

Por lo tanto, el Cuerpo de Bomberos toma medidas para hacer frente a un verano que podría tener picos más altos. Esteban Cárdenas, capitán de esta institución, informó que un 60% de los semáforos que advierten los peligros de incendio de parques, zonas verdes y áreas protegidas de los valles de Los Chillos y de Tumbaco cambiaron su color de naranja a rojo.

Esto se debe a las altas temperaturas que hay en esas zonas y a la escasa humedad que se registra en el ambiente. “Un 60% del área geográfica de estas dos administraciones está en niveles extremos. La información se actualiza a diario”, dijo el capitán Cárdenas.

Semáforos en bosques dan alerta
Hay 62 semáforos que advierten sobre los niveles de riesgo para que se produzcan incendios forestales en el Distrito, especialmente en sectores boscosos y de gran cobertura vegetal. Si el color está en verde, no hay restricciones, incluso se pueden hacer fogatas en zonas permitidas y delimitadas al interior de los parques.

Cuando el semáforo está en amarillo se prohíben fogatas, se restringe la entrada de los visitantes a ciertas áreas y no se puede fumar en las caminatas.

Entre las medidas que se aplican cuando está en rojo constan la restricción para encender fogatas, inhabilitación a la población en general para acudir a zonas de riesgo, prohibición de acampar e imposibilidad para fumar o usar encendedores y fósforos.

Añadió que los informes que manejan coinciden con los datos entregados por el Inamhi sobre la vulnerabilidad en estas zonas en donde están los semáforos en rojo. “Estos son: Los Chillos, Tumbaco, Calderón, parte de La Delicia, especialmente en la Mitad del Mundo”, especificó.

Él añadió que la capacidad de respuesta de los bomberos será inmediata en caso de que se produzcan incendios. Además, advierte que las policías Metropolitana y Nacional podrán intervenir para que los ciudadanos acaten estas disposiciones.

Por otro lado, bomberos siguen con campañas de prevención de incendios. Realizan monitoreo y control de campo en zonas forestales, observación desde cinco puntos altos de la ciudad, capacitaciones con dípticos y visitas a domicilios de ciudadanos, entre otras actividades. Las autoridades piden colaboración a la ciudadanía para evitar desastres.

Se habilitó la línea telefónica 1800 242 424 para presentar denuncias sobre personas que han iniciado incendios forestales y el 911 para emergencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)