19 de March de 2015 21:24

El clima favorece producción de maíz en Los Ríos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Bolívar Velasco

En los maizales de la provincia de Los Ríos empiezan a florecer las primeras mazorcas. Este mes, las plantas muestran su máximo verdor y la presencia de los agricultores es esporádica en los campos.

Ellos se preparan para la fase de cosecha que empezará la cuarta semana de abril y se extenderá hasta mayo.

En los maiceros de Los Ríos hay gran expectativa por la producción, debido a que sus cultivos fueron beneficiados por las lluvias, lo cual no sucede en Loja y Manabí. En estas dos provincias, la escasez de lluvias ha debilitado los sembradíos y los agricultores ven con escepticismo que la cosecha de este año no alcance los límites de años anteriores. En el 2014, la producción nacional de maíz fue de 1 400 000 toneladas.

De ese total, 1 164 000 toneladas se destinaron para las empresas procesadoras de alimentos, según la Unidad Nacional de Almacenamiento. El Ministerio de Agricultura, Acuacultura, Ganadería y Pesca (Magap) aún no tiene cálculos de lo que podría pasar con la producción de maíz, pero las autoridades consideran que el país está preparado para garantizar la demanda nacional de este producto.

En ese contexto enfocan la confianza en la cosecha de Los Ríos que anualmente aporta con el 65% de la producción del Ecuador. Por ejemplo, el año pasado esta provincia generó 650 000 toneladas de maíz duro que se obtuvieron de las 139 156 hectáreas sembradas.

César Herrera, de la Federación Nacional de Maiceros, dice que al menos el abastecimiento estaría garantizado hasta diciembre de este año.

“Habrá que ver lo que pasa de enero a abril (del 2016) porque si Loja y Manabí no logran aportar lo suficiente tendríamos problemas”.

El dirigente señala que lo que menos se espera es que el país importe maíz para cubrir un posible déficit. De hecho, esta fue una práctica recurrente el 2012 y 2013 cuando se introdujeron 427 321 toneladas, según cifras del Banco Central; en ese mismo período se exportaron 3 497 toneladas, principalmente a Colombia.

El Magap señala que con lo que se produce en la Amazonía se alcanzaría a cubrir lo que no generaría Loja y Manabí.

En la provincia de Los Ríos el clima ha sido un aliado para mantener en buen estado las plantaciones. Rubén Gómez, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología en esa provincia, asegura que aunque las lluvias no han sido continuas han permitido sostener la demanda de agua de las plantas. En enero, ese organismo registró cinco aguaceros de 140 milímetros frente a los 70 milímetros que normalmente se presentan en ese mes.

En febrero hubo una tendencia similar y en lo que va de marzo se reportan entre 44,4 y 99,8 milímetros de lluvias.

Gómez sostiene que luz solar se ha mantenido en niveles favorables. En febrero, por ejemplo, hubo 97 horas de brillo solar. Herrera indica que este factor climático ayuda a mejorar el rendimiento de las plantaciones de maíz.

La Federación Nacional de Maiceros refiere que este año se espera obtener 110 quintales de maíz por hectárea. Para el gremio también es importante que el precio del quintal se mantenga con el fin de garantizar la continuidad de la actividad. Al momento, el quintal del maíz se vende a USD 15,90.

La Unidad Nacional de Almacenamiento adquiere el grano a ese valor siempre y cuando contenga un 13% de humedad y el 1% de impurezas.

Según el Gobierno, estos niveles se consiguen gracias a los incentivos que se generan a través del Magap y el Banco Nacional de Fomento.

Los agricultores reciben kits agrícolas que contienen semillas, fertilizantes e insumos subsidiados. Para los cultivadores de maíz, el kit contiene un quintal de semillas, tres tipos de fertilizantes, cuatro herbicidas, cuatro insecticidas y un fungicida. Los precios para los cultivadores oscilan entre USD 353, 279 y 274.

La Unidad Nacional de Almacenamiento tiene previsto otorgar 10 000 kits de maíz este año a los productores. El objetivo es cubrir la segunda fase de siembra que se planea ejecutar en mayo próximo. Para entonces, los agricultores esperan reinvertir las ganancias obtenidas en la primera producción de invierno este año.

En contexto

Según la Federación Nacional de Maiceros, el año pasado hubo excedentes de maíz, pero se destinaron para cubrir la necesidad del país. En el 2014 la producción total fue de 1 400 000 toneladas, de las cuales 1 164 000 fueron para las procesadoras de alimentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)