27 de December de 2009 00:00

El clima está de cabeza en el hemisferio norte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Mundo y DPA

El domingo pasado, Washington, la capital de EE.UU.,  amaneció  con un manto de nieve de 60 centímetros, mientras que las fuertes tormentas de nieve sumieron en el caos a los estados de Virginia y Maryland. Miles de conductores quedaron atrapados en las carreteras y tuvieron que ser alojados en refugios por los equipos de rescate, al tiempo que el tráfico aéreo  colapsó.



Problemas  en   el transporte   
 
En las vías, miles de conductores quedaron bloqueados en sus autos en el sur de Inglaterra durante la noche del  lunes 21.  La Asociación Asistencia a los Automovilistas  recibió  unas 700 llamadas por hora, en la que fue su  peor noche en los últimos   25 años.

El servicio del tren  Eurostar, que estuvo  suspendido durante cuatro días, transporta diariamente
 a 40 000 pasajeros.

 La tormenta de nieve que afectó  a gran parte de la costa este de Estados Unidos fue la más severa que se registró en ese país  desde febrero de  2003.En Washington, Virginia, Virginia del Oeste, Delaware, Philadelphia (Pennsilvania) y Boston (Massachusetts) se declaró el estado de emergencia.

El temporal provocó miles de accidentes de tráfico en las carreteras, sobre todo en las carreteras de los estados de Virginia y Virginia Occidental.
“Luego de seis inviernos en Washington de nevadas promedio, recogimos el equivalente a una temporada entera en una sola tormenta”, comentó  el meteorólogo del Weather Channel (Canal del Tiempo),  Mike Seidel. El promedio para una temporada es apenas debajo de los 40 cm de nieve.

La tormenta de nieve, que los meteorólogos han dicho fue una de las más grandes de todos los tiempos en términos de tamaño y alcance, también provocó la cancelación de centenares de vuelos.

En gran parte de Europa, los efectos del frío polar y de las nevadas no fueron menos dramáticas que en EE.UU.

Al menos 88 personas perecieron en  cuatro países del Viejo Continente. 52 de   ellas  murieron en Polonia, donde hubo temperaturas de -20 grados centígrados. 27 decesos se produjeron en  la ex República soviética de  Ucrania, seis en Alemania (6) y tres en Italia (3).  Y en la región alemana de Baviera, el mercurio de los termómetros marcó, la madrugada del sábado anterior, una temperatura récord en décadas: -33,6 grados centígrados.

Adicionalmente, las nevadas  obligaron a las autoridades francesas a poner en estado de alerta naranja a 50 de los 95 departamentos.

El temporal también causó estragos en uno de los íconos de la modernidad del transporte europeo. Durante cuatro días no operó el tren Eurostar, que comunica Londres con París y Bruselas, a través de un túnel construido bajo el Canal de la Mancha. Más de 2 000 pasajeros que viajaban en cinco trenes debieron pasar la noche del viernes al sábado pasados bloqueados en el túnel. Algunos estuvieron más de 15 horas sin agua ni alimentos y soportando el frío polar.

La nieve y el frío provocaron la cancelación de numerosos vuelos, en especial  en aeropuertos de Gran Bretaña, Italia, España, Bélgica ,  Francia...

Asimismo, la nevada más fuerte de los últimos 100 años se registró el lunes pasado en Moscú, donde se expandió un manto blanco de 23 cm, que provocó caos en el tránsito. Y la temperatura en la capital rusa alcanzó los 25 grados bajo cero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)