21 de junio de 2014 00:09

Los clientes corporativos son el puntal del Hotel Quito

Al interior del Hotel Quito, que será vendido por el IESS. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Al interior del Hotel Quito, que será vendido por el IESS. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 7
Sorprendido 10
Contento 0
Gabriela Quiroz. Editora
investigación@elcomercio.com

El hotel Quito se ha posicionado en la categoría Superior o de Primera en la última década con una mejora en su infraestructura y en la calidad de sus servicios.

Pero para que este negocio crezca a futuro sus directivos se han enfrentado ante dos escenarios: repotenciarlo o venderlo. El Directorio del Banco del IESS, propietario del 100% del paquete accionario, optó por la segunda opción.

En tanto el cronograma y plan de venta se concrete, las instalaciones de este hotel, situado en una zona estratégica del norte de la capital, se ven renovadas.

Tito Ramia, actual administrador, enfatiza que no hay una sola área que no haya sido optimizada. La edificación se encuentra en un terreno de casi tres hectáreas (29 148 m2, de estos 9 921 m2 tienen potencial de desarrollo inmobiliario) y no puede sufrir cambios importantes en su estructura, por estar catalogado como un bien patrimonial.

La modernización se logró con una reinversión de utilidades por cinco millones. Esto permitió que la tarifa promedio por habitación suba de USD 70 a 79. En total cuenta con 215, que representaron el 49% de los ingresos hasta el cierre del 2013.

Un segundo grupo de servicios y que significó otro 45% de los ingresos es el de alimentos y bebidas. Ahí destaca el afamado restaurante Techo del Mundo, por su vista (en el último piso de la torre principal) y su oferta gastronómica.

Los banquetes y convenciones también se han potenciado y aún más con el cierre del casino hace tres años. Actualmente cuenta con 15 salones para 2 000 personas, según Ramia. Esto permitió, además, que se compense la pérdida del arriendo del casino por USD 600 000 mensuales. El restante 6% de ganancias está enfocado en el Club La Playa, sitio de recreación con piscina y spa, que cuenta con 200 socios. A esto se suman el gimnasio, locales, estacionamientos, comunicaciones, etc.

Su principal segmento de clientes es el corporativo con una participación del 63%, seguido del turista (22%) y otros. Las mejoras en la infraestructura y la calidad del servicio le hicieron acreedor al certificado de excelencia por la firma TripAdvisor, en 2012, y hace unos días recibió el distintivo Q con una calificación de 99 sobre 100.

En término de costos y beneficios compite directamente con hoteles, como el Howard Johnson, Akros, Barnard, Holiday Inn Express, República, Río Amazonas, Sebastian, Embassy, Lugano Suites. Todos estos se encuentran en la categoría Superior.

En la categoría de Lujo, en cambio, están: Casa Gangotena, Dann Carlton, Mercure, Le Parc, Patio Andaluz, entre otros.

Pero para estar en este último nivel, el proyecto de remodelación y ampliación propuesto por el IESS incluía una inversión de USD 45 a 50 millones.

Si bien este plan no prosperó, en abril del 2012, registró un aumento de capital por USD 21,8 millones, lo cual le dio mayor solvencia al negocio.

Actualmente no cuenta con deudas ni contingencias (juicios) y su balance financiero es positivo. Su utilidad antes de intereses impuestos, amortizaciones, depreciaciones… para el 2013 fue de USD 1,3 millones y una utilidad neta de 708 000 (8% sobre ingresos).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)