5 de noviembre de 2014 13:55

Diez claves para entender qué pasó en las elecciones de EE.UU.

El candidato al Senado por Georgia celebra su victoria. Los republicanos consiguieron este martes los seis escaños del Senado que necesitaban para arrebatar la mayoría a los demócratas. Foto: EFE

El candidato al Senado por Georgia celebra su victoria. Los republicanos consiguieron este martes los seis escaños del Senado que necesitaban para arrebatar la mayoría a los demócratas. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
DPA
Washington

Llegó el momento para que el presidente Barack Obama demuestre su capacidad de negociación con sus opositores. 

Los demócratas de Barack Obama sufrieron una esperada y severa derrota en las elecciones legislativas de Estados Unidos y perdieron el poder que les quedaba en el Congreso.

La relación de fuerzas se altera en Washington. Todo es posible, desde una parálisis total a una era de acuerdos y consensos entre rivales.

¿Qué pasó en las elecciones?

Exactamente lo que preveían las encuestas. Los republicanos recuperaron la mayoría en el Senado y la mantuvieron en la Cámara de Representantes. Por primera vez desde hace ocho años, las dos cámaras quedan en manos de los conservadores, una debacle para el presidente, el demócrata Barack Obama.

¿Hubo sorpresas?


Apenas, pero los demócratas se mostraron débiles incluso en estados tradicionalmente fuertes como Virginia o New Hampshire. En Luisiana se votará de nuevo el 6 de diciembre porque ninguno de los candidatos alcanzó el necesario 50 por ciento de apoyos.

¿Cómo se llegó a la derrota demócrata?


Habitualmente el partido en el gobierno recibe un voto de castigo en las elecciones de mitad de mandato. Lo que le sucedió a Obama no es distinto de lo sufrido por sus predecesores George W. Bush o Bill Clinton. A eso se añade que Obama cada vez es peor valorado por los estadounidenses. Muchos no creen que él pueda ya lograr algo más en la Casa Blanca.

¿Qué significa en concreto el resultado?

Los demócratas, el partido de Obama, ya tiene poco que decir en el Congreso. Solo los republicanos pueden llevar ahora leyes al Parlamento. Eso supone que el presidente debe alcanzar acuerdos o enfrentarse a un bloqueo total.

¿No había antes ya un bloqueo?

Sí, ya que los republicanos controlaban desde 2010 la Cámara de Representantes, por lo que podían paralizar las iniciativas demócratas. Las leyes deben ser aprobadas por ambas cámaras. Pero el control del Senado les daba al menos cierto margen que ahora pierden.

¿Qué cambia en concreto?

El Senado es responsable de los nombramientos del gobierno, por lo que ahora cuando Obama nombre un nuevo miembro de su gabinete o un embajador deberá acordarlo con los republicanos. La primera prueba de fuego llegará pronto, ya que el presidente debe reemplazar al fiscal general (ministro de Justicia) Eric Holder.

¿Qué más debe temer Obama?

El Congreso aprueba el presupuesto que el presidente necesita para gobernar. Y si quiere llevar adelante su prometida reforma migratoria, deberá seguramente limitarla e introducir peticiones republicanas.

¿Tiene consecuencias el resultado en la política exterior?

No directamente porque la política exterior y de defensa es dominio de la Casa Blanca. Pero los acuerdos internacionales deben ser confirmados por el Capitolio. También el Congreso es el que debe oficialmente declarar guerras. Además, habrá comisiones importantes en el futuro lideradas por los republicanos.

¿Tienen ahora vía libre los republicanos?

No es tan fácil. Los demócratas aún tienen en el Senado 40 puestos, por lo que disponen de una mínima capacidad de bloqueo. Las leyes importantes no pueden aprobarse con menos de 60 votos en el Senado. Además, Obama puede vetar las iniciativas republicanas. La duda es saber si quiere pasar sus dos últimos años de mandato como un obstruccionista.

¿Es entonces inevitable una parálisis política?

Difícilmente la situación será peor que en los dos últimos años. Obama podría gobernar por decreto, pero sin el respaldo del Congreso sus iniciativas no tendrían mucho alcance.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)