14 de noviembre de 2016 00:00

Una cláusula del acuerdo con la UE potencia las exportaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 23
Pedro Maldonado
Editor (I)
negocios@elcomercio.com

El acuerdo multipartes que Ecuador firmó con la Unión Europea (UE) incluye una cláusula particular que trae beneficios para productores y exportadores de distintos sectores.

Se trata de la acumulación de origen. Con esta figura, una determinada industria puede nutrirse de materia prima que no tiene en su país para elaborar un producto y exportarlo. La diferencia con una exportación tradicional es que la acumulación de origen facilita y potencia los suministros entre países vinculados por un acuerdo comercial.

Ejemplos se pueden dar en sectores como la pesca, textiles, alimentos, entre otros.

Javier Díaz, representante de la Asociación de Industriales Textiles, explica que con esta figura Ecuador puede enviar a Colombia hilos o telas que ese país no tenga. La materia prima se procesa en Colombia, se convierte en una prenda determinada y se exporta hacia la UE con beneficios arancelarios. “Es una manera de complementarse entre industrias de los países que están en un mismo acuerdo comercial. Se la puede calificar como una especie de ‘cluster’ entre países”.

Esto ya pasó con el Atpdea, el beneficio comercial que tenían Ecuador y Colombia con EE.UU. Díaz cuenta que empresas ecuatorianas vendían a sus pares colombianas telas, hilos de algodón, hilos acrílicos, entre otros insumos necesarios para la confección de prendas de vestir.

Un ejemplo sencillo de la acumulación de origen está en las prendas interiores femeninas, detalla Christian Espinosa, analista de temas de comercio exterior. Estas incluyen encajes, ganchos, cintas elásticas y otros insumos. Un país puede tener, por ejemplo, fibras muy codiciadas, dice Espinosa. “Entonces gracias a los acuerdos se puede acumular estos componentes para elaborar la prenda y exportarla”.

Este analista indica que los acuerdos comerciales no siempre incorporan esta cláusula, pero cuando se logra es positivo. Él la describe como una herramienta beneficiosa para pequeños países productores de materias primas que tienen menos posibilidades de cumplir ciertos estándares de origen. “Así se multiplican las oportunidades de incrementar las exportaciones”.

En el sector atunero se mira con optimismo esta posibilidad. Ricardo Herrera, presidente de la Cámara Ecuatoriana de Industriales y Procesadores Atuneros, detalla que con esta figura la industria atunera ecuatoriana puede recibir materia prima de barcos con bandera de otros países para exportarla como un producto de origen nacional.

“Un mayor suministro permite exportar más, aun cuando no sean capturas hechas por barcos de bandera ecuatoriana”. Uno de los beneficios, dice Herrera, es que aumentan las divisas que llegan al país.

Para Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias y Producción, esta figura comercial permite fortalecer encadenamientos regionales con los socios andinos, pero además extrarregionales.

La acumulación de origen, añade el representante de los sectores productivos, permite fomentar las relaciones productivas con Europa al “considerar como nacionales” los insumos y materias primas utilizadas en los distintos procesos de producción, y sobre esa base tener acceso preferencial. “En ambos casos, existe un importante potencial para la industria ecuatoriana”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)