23 de January de 2010 00:00

La ciudad de México completa su torre verde

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir

La rotación de 90% por planta fue concebida por   Meir Lobaton y Kristjan Donaldson con un solo objetivo:   que los árboles y demás plantas utilizadas sean capaces de crecer y aprovechar la luz natural. Además  de generar un entorno agradable fusionando arquitectura y naturaleza.



Otros datos

La Torre Cuajimalpa  fue diseñada por los arquitectos Meir Lobaton y Kristjan Donaldson.   Javier Sepúlveda fue el colaborador. Los constructores son los estudios  García Jarque Ingenieros, SC., Buro Happold Consulting Engineers P.C. El área útil del edificio es de 25 000 m².

La Torre   ofrece a sus habitantes un jardín en cada uno de los niveles para romper con la dicotomía entre terreno y construcción y más importante aún, proveer un espacio atractivo y funcional. De hecho, la vista es uno de los elementos que eleva la plusvalía del edificio.Para lograr esta amalgama de naturaleza y arquitectura, los arquitectos buscaron un lote descubierto, que permita el levantamiento de un edificio de 25 000 m², que es la superficie total que tiene Torre Cuajimalpa.

Cuajimalpa de Morelos es una de las 16 delegaciones del Distrito Federal de Ciudad de México. Se divide territorialmente en cuatro  pueblos (San Pedro Cuajimalpa, San Lorenzo Acopilco,San Mateo Tlaltenango y San Pablo Chimalpa). Estos cuatro pueblos se dividen  en  41 colonias (barrios).

Pero no solo la dicotomía arquitectura-naturaleza sorprende en esta edificación. El diseño estructural también es novedoso.


A las cimentaciones profundas por anclajes se sumaron los grandes vanos que posee la edificación. Se puede decir, explica el arquitecto Lobaton a El Universal de México, que la torre tiene la cantidad de hormigón justa: ni un gramo ni un cm más.

Eso hace que cada unidad habitacional posea unos grandes ventanales, los cuales permiten la entrada de la luz natural, la iluminación natural óptima y un paisaje inmejorable.

Los grandes ventanales están elaborados en cristal templado de 8 mm, los cuales pueden resistir la fuerza de los vientos, que arriba soplan muy fuerte.

La estructura de hormigón armado y acero no es nada diferente a la que se utiliza en otros rascacielos de similar envergadura.

El estilo arquitectónico previsto para la Torre Cuajimalpa es de corte contemporáneo.

Los interiores, se puede colegir, son muy amplios. Casi no tienen divisiones, sugiere una distribución espacial parecida a la de un loft. Los acabados serán de primera categoría y adecuados para los 2 800 metros sobre el nivel del mar de la ciudad. Todos serán resistentes a la acción del esmog y otros agentes naturales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)