4 de julio de 2016 12:49

Citan a Fernández para notificarle inicio de proceso y embargo por causa 'Dólar futuro' en Argentina

Cristina Fernández enfrentará en Buenos Aires un proceso judicial y embargo por un supuesto perjuicio a la administración pública. Foto: AFP

Cristina Fernández enfrentará en Buenos Aires un proceso judicial y embargo por un supuesto perjuicio a la administración pública. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 21
Agencia EFE

La Justicia argentina citó a la expresidenta Cristina Fernández para este miércoles en un tribunal de Buenos Aires para ser notificada del procesamiento y del embargo trabados en su contra el pasado mayo por la causa conocida como Dólar Futuro, informó hoy 4 de julio del 2016 a Efe la Fiscalía.

Así lo dispuso el juez federal Claudio Bonadio, que investiga presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central (BCRA) durante el último tramo del Gobierno de Fernández (2007-2015), basadas en el instrumento financiero denominado dólar futuro.

"Bonadío, cuando no, me impuso de manera arbitraria e ilegítima la obligación de tener que concurrir nuevamente a su juzgado para cumplir un trámite procesal totalmente insustancial, esto es, notificarme de una resolución que ya conozco y que apelé a través de mi defensa hace más de un mes", criticó la exmandataria el pasado jueves a través de Facebook.

El de esta causa es el primer procesamiento judicial contra ella, luego de que dejara la jefatura de Estado argentina en diciembre de 2015, cuando asumió el cargo el conservador Mauricio Macri tras vencer los comicios presidenciales.

Bonadío, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 11, decidió abrir este proceso penal contra Fernández por el delito de "administración infiel en perjuicio de la administración pública, en el marco de la causa por el dólar futuro".

No obstante, el juez también procesó al que fuera el último ministro de Economía durante el kirchnerismo, Axel Kicillof; al extitular del BCRA Alejandro Vanoli, y a otros 12 imputados, y ordenó trabar un embargo sobre sus bienes por 15 millones de pesos cada uno (casi un millón de dólares).

Todos fueron llamados en los últimos meses a prestar declaración indagatoria por este caso.

La causa se inició en octubre de 2015 por la denuncia formulada por los entonces legisladores opositores Mario Negri, de la Unión Cívica Radical, que integra el hoy oficialista bloque Cambiemos, y Federico Pinedo actual presidente provisional del Senado de la Nación.

Según los denunciantes, a través de la celebración de contratos de futuros de dólar, el Banco Central habría vendido dólares a un precio que rondaba los 10,65 pesos por unidad, por debajo del precio establecido en la Bolsa de Nueva York para este tipo de contratos (por entonces, alrededor de 14 pesos por unidad).
Bonadio entiende que, de la diferencia entre el precio pactado y el del mercado, se registraron millonarias pérdidas para la entidad bancaria.

En abril Fernández acudió a los tribunales y presentó un escrito en el que defendió que las operaciones investigadas "fueron llevadas a cabo legítimamente por las autoridades del Banco Central" de acuerdo a "la normativa vigente", al tiempo que cargó contra el actual Gobierno y el Poder Judicial y se definió como "expresidenta perseguida".

Afectada por otras causas judiciales, la exmandataria continúa manteniendo que es objeto de una persecución judicial, política y mediática.

Tras más de dos meses alejada de la vida pública en su casa de la provincia sureña de Santa Cruz, Fernández retornó en la noche del pasado sábado a Buenos Aires y fue recibida por multitud de seguidores y militantes que la aguardaban en el aeropuerto.
Los motivos de su vuelta son, entre otros, la citación de Bonadío.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)