13 de octubre de 2017 01:10

1 370 citaciones en el mes de prueba para transportistas en Quito

El servicio de transporte en Quito está sin compensaciones desde el pasado 1 de julio, cuando terminó el contrato. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

El servicio de transporte en Quito está sin compensaciones desde el pasado 1 de julio, cuando terminó el contrato. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 15
Ana María Carvajal

El alcalde Mauricio Rodas planea difundir los resultados de los operativos realizados durante los 30 días que dio a los transportistas para mejorar la atención a los pasajeros.

El 12 de octubre del 2017, adelantó que entre el 6 de septiembre y el 6 de octubre se extendieron 1 370 sanciones a los prestadores del servicio, por infracciones como exceso de velocidad, no portar documentos en regla o circular con las puertas de los buses abiertas. Esta semana, la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) entregó esas cifras, además de reportes sobre las quejas de los usuarios a través de la aplicación MovilízateUIO y de la línea 1800 AMT-AMT.

Con el producto de esos informes, la Secretaría de Movilidad mantuvo reuniones y elaboró un informe para el Alcalde, que será la base para la toma de una decisión sobre las medidas que se establecerán en el futuro. Está en juego el incremento de la tarifa del transporte de 25 a 30 centavos.

Esta elevación depende de la aprobación en segundo debate de un proyecto de ordenanza para fijar una política tarifaria en la ciudad. Al ser consultado sobre si cuenta con el apoyo suficiente en el Concejo para esta iniciativa, Rodas dijo ayer que todavía no se está analizando una elevación de la tarifa, sino que se está evaluando si existen mejoras o no en la prestación del servicio.

Según el concejal Sergio Garnica, de la Comisión de Movilidad, la ordenanza fue elaborada con base en una consultoría y tiene sustentos jurídicos y técnicos. Pero subraya que el Concejo no siempre debe acatar los informes, porque si bien contienen información valiosa, estos no tienen carácter vinculante.

El presidente de la Cámara de Transporte de Pichincha, José Santamaría, considera que “el Alcalde debería reunirse con los concejales para que dejen el ámbito político y entren al ámbito técnico”.

Afirma que se definió como necesaria una revisión de la tarifa, luego de que esta se ha mantenido congelada por 14 años y por ello pide que se respete el estudio y se apruebe. Según Santamaría, el gremio pidió una cita con el Alcalde para revisar los avances y ahora está a la expectativa del pronunciamiento de este lunes.

Para Garnica, ahora resta conocer las recomendaciones que arrojen las medidas tomadas dentro de los plazos que Rodas estableció, y analizar los posibles escenarios que a su criterio son tres.

Si los transportistas demuestran que hay cumplimiento y los cambios satisfacen las expectativas, la ordenanza ya podría ir a segundo debate. Si no hubo suficientes avances podría fijarse un nuevo plazo para los transportistas. Y la tercera salida sería implementar otras políticas, como una nueva compensación como la que el Municipio pagó a los transportistas del Distrito durante dos años y cuatro meses que, según el caso, oscilaba entre USD 450 y 1 000 al mes.

Según el gremio del transporte, el Municipio ya hizo una evaluación durante el período de entrega de compensaciones y se demostró que en esos dos años y cuatro meses hubo mejoras. Pero Santamaría afirma que temas de seguridad y operacionales están en riesgo por la baja en los ingresos. Desde el 1 de julio, fecha en que dejaron de recibir compensaciones, los transportistas afirman que han tenido pérdidas por USD 8 millones. Si bien admiten que hacen falta mejoras, creen que eso es progresivo y se conseguirán también a través de una tarifa más alta.

Los transportistas señalan que los buses se afectan con el uso, y sin dinero se complica el mantenimiento y el pago al personal.

Santamaría dice que hay reportes de que dueños de buses han incumplido con el pago de mensualidades a casas comerciales o bancos que les dieron crédito para comprar vehículos nuevos.

Sin embargo, el Alcalde recalca que si no se ven mejoras en temas como trato al usuario, respeto a paradas, conducir a la velocidad adecuada y eliminar los correteos, no se podrá tratar en el Concejo la revisión de la tarifa de transporte.

Rodas afirma que el problema de transporte involucra a varios actores: los transportis­tas, la ciudadanía y el Municipio. Por ello, dijo que -de su parte- se ha trabajado también en señalización de 755 paradas para que sean más visibles y se organice mejor el transporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)