15 de agosto de 2016 14:51

El Cisne está repleto de devotos

Miles de fieles de diferentes ciudades del país llenan la parroquia lojana de El Cisne. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Miles de fieles de diferentes ciudades del país llenan la parroquia lojana de El Cisne. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Lineida Castillo

Miles de fieles de diferentes ciudades del país llenan la parroquia lojana de El Cisne, en el sur del país, para rendirle culto a la imagen de ‘La Churona’ como le llaman de cariño. Un amplio operativo de seguridad custodia el templo y los alrededores este lunes 15 de agosto de 2016.

Este día la fiesta es organizada por los priostes azuayos del Comité 15 de Agosto. En la noche anterior, ellos realizaron un amplio espectáculo cultural como la serenata a la Virgen de El Cisne, danzas, juegos pirotécnicos y presentación de artistas. Este lunes, en cambio, se realizó la misa en el Campo Mariano.

A ese sitio llegó la imagen de María, en una procesión que salió desde la imponente Basílica y llevada por los priostes. Llevaba un elegante vestido blanco con pedrería rosada. Más de 30 sacerdotes, diáconos y monaguillos encabezaron el recorrido. La eucaristía empezó a las 09:30.

Los graderíos del Campo Mariano se llenaron y otros escucharon la misa de pie o sentados en la cancha. En esos espacios algunos aprovecharon para encender sus velas. Esta es la máxima expresión de amor a la Virgen del Cisne, dijo el padre Alfredo Espinoza, obispo de la Diócesis de Loja quien presidió la ceremonia.

En un rincón los vecinos Carlos Pintado y Alba Lucero escucharon atentos la ceremonia. Las manos de ella sostenían una imagen de ‘La Churona’ que la trae cada agosto, desde hace 10 años para pasarle una misa. “Ella entrega esperanza y consuelo a mi hogar”, dijo mientras recibía la bendición final.

Al término de la ceremonia los devotos hicieron una calle de honor por donde volvió a pasar imagen en su retorno al templo, con música de banda de pueblo. Los fieles expresaban su cariño lanzándole pétalos de rosa, con aplausos y cánticos. En estos días de fiesta, en la Basílica hay misas cada dos horas y en todas se realizan con iglesia llena.

Mientras tanto, las autoridades religiosas ultiman los detalles para la más grande romería de tres días con la imagen que recorre 74 kilómetros desde El Cisne hasta Loja.

A las 07:00 de este miércoles 17 de agosto la Virgen será entregada a la Policía para que la custodien en este periplo con destino a la capital lojana. A esa ciudad se tiene previsto que arribará el próximo 20 de agosto tras sus descansos en San Pedro de La Bendita y Catamayo.

La actividad comercial es intensa en la parroquia de El Cisne y los restaurantes están siempre llenos de clientes. Las casas de posadas también albergan a los peregrinos, pero otros acampan en los parques, terrenos baldíos o cualquier espacio del centro parroquial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)