31 de January de 2010 00:00

El cine latino tuvo su espacio en Sundance

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Park City,  DPA y AFP

El cine latinoamericano estuvo presente en el Festival de cine de Sundance, que se lleva a cabo en Park City.

El mexicano Diego Luna debutó esta semana como   director,  con  su  largometraje ‘Abel’.   La película se proyectó en la sección Premiere, en  la misma categoría que la cinta de Philip
Seymour Hoffman, ganador del Oscar, que también debutó  como director con ‘Jack goes boating’.

‘Abel’  narra la historia de un niño que sale de un hospital psiquiátrico y al llegar a su casa se encuentra con que no está su padre. Luna  tardó tres años en escribir el guión, asegura que después de tener el elenco le tomó mucho tiempo estar listo para poner en marcha el proyecto.

Mientras,  el peruano Javier León Fuentes  también presentó su primer largometraje, ‘Contracorriente’, que narra los complejos amores de un pescador casado y un pintor bohemio en un pequeño pueblo costero peruano.  Tras su selección en el festival de San Sebastián (España) ,  la película   está compitiendo oficialmente.  

El filme trata sobre el pescador Miguel  y su mujer Mariela, embarazada de su primer hijo, que viven en un pequeño pueblo costero.  Miguel mantiene una tórrida relación con un pintor de paisajes, Santiago (el colombiano Manolo Cardona). Este último está cansado de la doble vida de su amante, que se niega a vivir su homosexualidad a plenitud.

Mientras que el  cineasta boliviano Juan Carlos Valdivia regresa a Sundance con ‘Zona Sur’, una  “apuesta estética” que privilegia la atmósfera sobre la acción al describir la vida diaria de una familia de clase acomodada encerrada en una burbuja.   El filme compite con una historia  que se impone   por la elegancia formal y  secuencias  largas.

Otra de las películas que se presentaron en el Sundance  fue el documental ‘Pecados de mi padre’, que   muestra el destino del hijo del narcotraficante  Pablo Escobar.   El trabajo del argentino Nicolás Entel  ofrece por primera vez el testimonio de Sebastián Marroquín, quien junto con su madre cambió de nombre, vive en Argentina y rompió con su pasado  después de la muerte de su padre,  en 1993.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)