12 de July de 2009 00:00

Cinco heridos dejó ayer la caída de un paso peatonal en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

Un fuerte estruendo alarmó ayer a los moradores de la av. Napo y Upano, en el sur de Quito. A las 09:30, el soporte del  puente peatonal, que se construye frente al  colegio Montúfar, se derrumbó.

Cinco albañiles, que en ese instante fundían la losa del nuevo  paso peatonal, resultaron heridos.

Amable Guaytarilla, de 22 años, Francisco Chango (32) y  José Lincango (33) fueron atendidos, según los bomberos,  en el Hospital Vozandes.

En el caso de  Wilmer Chango (23)  y  Juan Bravo (35) fueron llevados, por personal de la central del 101 de la Policía, a las clínicas de Especialidades del Sur y   King Medical,  respectivamente.  Todos ellos   sufrieron politraumatismos. Hasta las 13:00 de ayer, los pacientes permanecían  en las clínicas, en observación. 

Juan Carlos Quintana, morador del sector, cuenta que algunos de los obreros cuando  sintieron que la estructura, de 31 metros, se venía abajo, saltaron. “A otros no les dio oportunidad, uno de los chicos  tenía rotas las piernas, a otro le dolía la columna”.

A las 10:00 llegó el ingeniero Juan Reyes, contratista de la obra. “No puedo emitir ninguna opinión, mientras no sepa exactamente lo que pasó. Se hará un  análisis  y luego daremos un informe en conjunto   con el Cabildo.

Sin embargo, ningún representante  del Municipio arribó a la zona hasta las 12:45. Esto  molestó a Enriqueta Guamán, moradora del sector, quien afirmó “que el Municipio no debió dar permiso  para la construcción de ese paso peatonal”.

Reyes, quien pertenece a la empresa  constructora Pateca,  señaló que se hicieron los análisis previos  antes de iniciar el proyecto.

“Todavía  no sabemos exactamente lo que pasó”.   En la obra se invierten USD 92 000. La construcción arrancó  en  marzo.    

Carlos Eduardo Ávila, vecino del sector, manifestó  que este trabajo no tuvo un proceso de planificación previo y, por ello, los problemas ya se sienten.

“Fue un proyecto de campaña política  de Paco Moncayo,  a quien responsabilizamos de los problemas,  también a la constructora”.

Dávila recuerda que la obra se ofreció luego de   las protestas que realizaron en enero  los alumnos  del colegio Montúfar. Ellos reclamaron que se creen pasos peatonales en la zona. Luego de que uno de sus compañeros, Fernando Jaramillo, murió atropellado.
María Guanín, representante del Comité de padres de familia del  colegio Montúfar, dijo que la obra no se construye conforme a lo planificado.

Ella cree que la estructura cedió  porque no tuvo un  pilar en el medio de la construcción. Por esa razón colapsó el puente.   “A nosotros nos dijeron que debía tener un pilote en el medio para que sostenga la estructura, además de gradas en la mitad, pero no está así”.

Adolfo Altamarino, vecino  de la zona, vio que antes de colapsar, el puente peatonal se rompió en dos. Cayó al piso en forma de V.   

Para César Pacas,  maestro de obra, un puntal en el medio de la construcción era indispensable. “Cuando se funde la losa siempre se ponen puntales (columnas de soporte)  y se deja fraguar 15 días el material. Se cedió por el peso”.

Reyes explica que no tenían pensado poner una columna en el medio, así  la construcción estaba pensada en una sola plataforma. Informó que fue diseñado y calculado de esa manera. “No puedo decir cuál fue el error”.

La circulación vehicular  por esta vía está suspendida desde  la calle Pinto Guzmán, en la Pasteurizadora Quito,  hasta  la calle Tío Cajas. Dos volquetas de la Empresa Municipal de Movilidad y Obras Públicas  llegaron a las 13:00. La disposición para el personal fue remover los escombros de la av.  Napo. La estructura se cortó en la  mitad. Hasta las 16:00, las calles continuaron cerradas.   

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)