8 de diciembre de 2015 07:18

Cifra de yihadistas extranjeros en Siria e Irak se ha doblado, según informe

Abu Bakr al Bagdadi es el 'autoproclamado' califa del Estado Islámico (EI) y líder de los yihadistas en medio Oriente. Foto tomada de: pakistantv.tv

Abu Bakr al Bagdadi es el 'autoproclamado' califa del Estado Islámico (EI) y líder de los yihadistas en medio Oriente. Foto tomada de: pakistantv.tv

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE
Beirut

El número de yihadistas extranjeros en Siria e Irak se ha doblado en un año y medio, y ha pasado de 12 000 solo en el territorio sirio a más de 27 000 en ambos países, según un informe publicado hoy (8 de diciembre del 2015) por la consultora de inteligencia The Soufan Group (TSG).

Según este documento, entre 27 000 y 31 000 extranjeros, de 86 Estados diferentes, habrían viajado a Siria e Irak para unirse a la organización terrorista Estado Islámico (EI) y a otros grupos radicales.

Esa cifra es superior a la publicada en junio de 2014 por la consultora, que calculaba en aquel entonces que unos 12 000 extranjeros de 81 países combatían en el territorio sirio.

El Estado con más nacionales luchando en Siria e Irak es Túnez, con 6 000 combatientes; al que le siguen Arabia Saudí, con 2 500; Rusia, con 2 400; Turquía, con 2 100; y Jordania, con 2 000.

TSG destacó que ha registrado un incremento importante de milicianos originarios de Rusia y de Asia Central desde junio de 2014, ya que, según sus estimaciones, su número podría haber aumentado un 300 %.

El texto agregó que el flujo de yihadistas desde la Unión Europea (UE) también se ha incrementado hasta el punto de que ha pasado de 2 500 individuos desde junio de 2014 a unos
5 000, que han viajado a Siria.

El informe subraya que hasta octubre pasado unas 1 800 personas se trasladaron de Francia a ese país árabe para participar en los combates; a las que se suman 760 desde el Reino Unido y 760 desde Alemania, hasta noviembre; y 470, desde Bélgica, hasta hace dos meses.

En base a estas cifras, 3 700 de los 5 000 combatientes procedentes de la UE viajaron desde esos cuatro Estados.

Por otro lado, el flujo de yihadistas desde el continente americano se ha mantenido relativamente estable y es inferior al de otras zonas.

Según datos del director del FBI, James Comey, citados por la consultora, un total de 250 estadounidenses viajaron a Siria o lo intentaron hasta septiembre pasado, y solo 150 lo lograron.

Hace dos meses, las autoridades canadienses revelaron que, de acuerdo a sus cálculos, podría haber unos 130 ciudadanos de este país en Siria.

TSG añadió que hay informaciones de que podría haber combatientes de Estados latinoamericanos, como Argentina y Brasil, pero que su número es muy bajo.

Por otro lado, la consultora alertó de que la media de yihadistas que regresan a sus lugares de origen tras viajar a Siria e Irak es ahora de entre el 20 y el 30 %, lo que, en su opinión, supone un gran desafío para los organismos de seguridad.

En ese sentido, consideró que estos datos "prueban que los esfuerzos para contener el flujo de reclutas extranjeros hacia grupos extremistas en Siria e Irak han tenido un impacto limitado".

TSG detalló que ha elaborado este documento con datos recopilados de estadísticas oficiales de distintos Gobiernos, informes de la ONU y estudios de centros de investigación y fuentes académicas.

Nadie sabe a ciencia cierta el total de yihadistas y el porcentaje de extranjeros que se han unido al EI y a otros grupos extremistas en Siria e Irak.

En septiembre, la consultora de seguridad IHS Jane situaba la cifra total de yihadistas luchando en Siria en 10.000, entre los que había extranjeros.

Por su parte, un informe de finales de enero del Centro Internacional para el Estadio de la Radicalización y la Violencia Política indicaba que había unos 20 000 extranjeros en el territorio sirio y el iraquí junto a grupos suníes extremistas, como el EI, de los que una quinta parte eran de la UE.

La ONU estimó en mayo que unos 25 000 ciudadanos de cien países habían viajado a Siria, Irak, Afganistán, el Yemen y Libia para adherirse a grupos extremistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)