26 de agosto de 2014 00:00

El Cierre de la Pana Norte altera la producción agrícola de 5 parroquias

María José Flores, de la parroquia Perucho, transporta tomates, que se producen en esta parroquia rural y que se comercializa en Quito.

María José Flores, de la parroquia Perucho, transporta tomates, que se producen en esta parroquia rural y que se comercializa en Quito.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 1
Contento 0
Evelyn Jácome. Redactora (I)

Es como si estuvieran más lejos de la ciudad. La distancia entre cinco parroquias del norte del Distrito y la capital es la misma, pero el tiempo de traslado se duplicó. Puéllaro, Perucho, Chavezpamba, San José de Minas y Atahualpa también sienten las consecuencias del cierre de la Panamericana Norte, a la altura de Guayllabamba.

Antes, trasladarse a Quito les tomaba una hora y media, o dos. Hoy, en horas pico, tardan hasta cuatro. Son cerca de 25 000 personas que habitan en esta zona rural, desde donde llega buena parte de las frutas y verduras que se consumen en Quito. En este sector la tierra es rica y generosa con el agricultor. La gente vive de la cosecha y de la venta de sus productos.

San José de Minas, la parroquia más poblada de la zona con más de 10 000 habitantes, es la tierra del morochillo, del maíz duro. Elvino López, vocal del gobierno parroquial, cuenta que se pueden sembrar cacao y plátano en la zona de Palma Real, y mortiños en la parte alta de Pirujo. En la misma parroquia hay sembríos que están a 700 m sobre el nivel del mar y otros a 3 450 m. Se dan babacos, naranjillas, leguminosas...

Además, se crían pollos y cerdos. Solo en esta parroquia hay unas 1 500 hectáreas que están en permanente producción.

El 80% de ella va a Quito, el resto va a la provincia de Imbabura, según López.

Desde allí salen 4 000 litros de leche diarios hacia la capital. Al mes se despachan más de 100 toneladas de frutas. El aumento de tiempo en el recorrido incrementó los costos. Antes, un flete hasta Quito costaba USD 150, hoy deben pagar más de USD 250.

Como consecuencia, el producto se encarece: depende de la temporada pero por ejemplo el saco de zanahoria blanca pasó de USD 10 a USD 12, para compensar el incremento del flete.

A pesar de la alta producción de la zona y del esfuerzo de su gente, San José no es un pueblo pudiente. El trabajo del agricultor es ingrato. El jornal de un campesino es de USD 8, por trabajar todo el día. Es el intermediario quien se lleva la mayor ganancia, asegura López.

En las cinco parroquias del norte, un total de 4 183 personas se dedican a actividades relacionadas con la agricultura, ganadería y pesca, según el INEC. 512 familias viven del comercio al por mayor y menor de productos, y 211 del transporte y almacenamiento. Las cifras fueron obtenidas de un censo realizado en el 2010.

Pero la cifra, según Guido Alvarado, presidente de la Junta Parroquial de Perucho, probablemente aumentó en los últimos cuatro años. César Robalino, del Consejo Provincial, comentó que justamente se está realizando un estudio actualizado sobre la producción agrícola en esta zona y la afectación que ha tenido debido al cierre de la vía. Se prevé, además, plantear una alternativa.

Alvarado asegura que el Ministerio de Obras Públicas y el Gobierno Provincial se comprometieron a adecentar y pavimentar una vía que une San Antonio de Pichincha con Puéllaro. En el momento, la vía está abierta, pero es de tierra y angosta en algunos tramos. Si estuviese en óptimas condiciones, se podría llegar a Quito en no más de 30 minutos.

En Perucho, donde viven más de 1 000 personas, se cosecha la “mejor mandarina del mundo”. Así lo asegura Mayra Rodríguez, de 35 años, quien se dedica a la agricultura. Siembra tomate, pepinillo, vainita y frutas cítricas, desde hace 10 años. A la semana saca 100 cajas de tomate, 50 de vainita dependiendo de la siembra. Lleva a vender sus productos al mercado de San Roque. Desde el cierre de la Panamericana, están haciendo los viajes por la ruta de San Antonio, pero debido al mal camino, se demora más de tres horas llegar al mercado.

El camión va a 5 o 10 km/h. Deben ir despacio para que el producto no se afecte. Cosechan los lunes y jueves, esos días ­bajan a Quito. Dependiendo de la cosecha, al mes percibe una ganancia de USD 600, trabajando toda la familia, junto a su esposo y sus tres hijos de 18,16 y 14 años. Todos meten mano a la tierra.

En Perucho además se cosecha fréjol, maíz, camote, zanahoria, tomate de árbol, tomate riñón, aguacates. Solo en esta zona, unas 30 hectáreas están destinadas al sembrío.

Trabajos en la Pana

En el tramo cerrado de la Panamericana Norte, desde el intercambiador de la Ruta Collas hasta Guayllabamba, se realizan trabajos para estabilizar los taludes. También está previsto ampliar la vía.

La presencia de un corte en la calzada, en el km 8, ocasionó que un grupo de tres trabajadores, desde este sábado, perforara el asfalto para determinar las condiciones y el tipo de suelo. Otros se encargan de realizar las mediciones para evaluar un muro de contención.

Vehículos de los Bomberos y Policía Nacional se encuentran recorriendo esta vía y en el trayecto, si tienen suerte, algunas personas son transportadas hasta el otro extremo de la vía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)