9 de April de 2010 00:00

Científicos chinos muestran cómo arsénico trata cáncer de sangre

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Singapur, Reuters

Científicos en China demostraron cómo el arsénico, un arma favorita para asesinar en la Edad Media, destruye un cáncer de sangre mortal atacando y matando proteínas específicas que mantienen vivo al cáncer.

"Nuestro estudio mostró que el arsénico ataca directamente a esas proteínas y las mata", dijo a Reuters el líder de la investigación, Zhang Xiaowei, en el Laboratorio de Genómica Médica State Key, en Shanghái, China. "A diferencia de la quimioterapia, los efectos secundarios del arsénico (al tratar la leucemia promielocítica aguda) son muy leves.

No hay pérdida de pelo ni supresión de la función de la médula. Nos interesa encontrar cómo se puede usar el arsénico en otros cánceres", dijo Zhang por teléfono. Conocido por su toxicidad, el arsénico fue considerado en el pasado como el rey de los venenos porque sus síntomas son parecidos a los del cólera y a menudo pasan desapercibidos.

En China, sin embargo, siempre tuvo una doble finalidad. Aparte del envenenamiento intencional, es usado desde hace al menos 2 000 años como una medicina tradicional.

En 1992, un grupo de médicos chinos reportó que habían usado arsénico para tratar la leucemia promielocítica aguda (LPA), un cáncer de la sangre y la médula con tasas de cura sorprendentemente altas en China, donde más del 90 por ciento de los pacientes revierten la enfermedad.

Sin embargo, las propiedades reales del arsénico y su interacción con los tejidos del cáncer nunca estuvieron claras, hasta que Zhang y su equipo usaron tecnología moderna para descubrirlo.

En un documento publicado en la revista Science, el equipo, que incluye al ministro de Salud Chen Zhu, describió cómo usó equipamiento moderno para descubrir que el arsénico atacaba proteínas específicas que de otro modo mantendrían vivo al cáncer.

"Esto muestra cómo la tecnología occidental puede ser usada para explorar los misterios de la medicina china", dijo Zhang. "Aunque muchos países ahora están usando arsénico para tratar la LPA, algunos se resisten a la idea. Depende mucho de si los médicos lo recomiendan y si los pacientes lo aceptan", agregó.

En la LPA, hay una caída de la producción de glóbulos rojos y plaquetas, lo que provoca anemia y trombocitopenia. Con la enfermedad, la médula no logra producir glóbulos rojos sanos. Hasta la década de 1970, era 100 por ciento fatal y no tenía un tratamiento efectivo.

"El resultado clínico del arsénico para tratar la LPA está bien establecido. Más del 90 por ciento de los pacientes que la sufren en China tienen (al menos) cinco años de supervivencia sin la enfermedad", dijo Zhang.

En un comentario separado en Science, Scott Kogan, del Centro del Cáncer de la University of California, San Francisco, escribió que una apropiada selección de casos y una terapia combinada con arsénico podrían conducir a mejores resultados para tratar no sólo la LPA, sino también otras enfermedades.

"Si es así, la medicina tradicional, revivida mediante cuidadosos estudios clínicos y biológicos en la modernidad, tendrá un impacto aún mayor en la salud humana", escribió Kogan, que no participó en el estudio chino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)