14 de marzo de 2015 11:42

Ciclón arrasó un archipiélago en el Océano Pacífico

Daños en barcos y yates en un puerto en la isla de Vanuatu, en Pacífico Sur, el 14 de marzo de 2015, tras el paso del ciclón tropical Pam. Foto: EFE

Daños en barcos y yates en un puerto en la isla de Vanuatu, en Pacífico Sur, el 14 de marzo de 2015, tras el paso del ciclón tropical Pam. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

El devastador ciclón Pam dejó en la madrugada de hoy 14 de marzo un panorama desolador a su paso por Port Vila, capital del Estado insular de Vanuatu, en lo que según Unicef podría ser la peor catástrofe meteorológica que ha vivido la región del Pacífico Sur.

Elevado a la categoría 5, el peligroso ciclón pasó por varias de las islas del Estado de Vanuatu con vientos de más de 300 kilómetros por hora.

En Port Vila se llevó por delante miles de viviendas e incontables árboles y postes eléctricos, informan los equipos de rescate. "Una imagen de absoluta devastación", contó a dpa Chloe Morrison, de la organización humanitaria World Vision.

Daños en un puerto en la isla de Vanuatu, en Pacífico Sur, el 14 de marzo de 2015, tras el paso del ciclón tropical Pam. Foto: EFE

Naciones Unidas hablan de 44 muertos según informaciones no confirmadas. "Todavía es demasiado pronto, pero las primeras informaciones hacen pensar que esta catástrofe meteorológica podría ser la peor que jamás haya afectado a esta región del Pacífico", declaró hoy la directora de Unicef para Nueva Zelanda, Vivien Maidaborn.

"Está claro que la furia del súper ciclón ha afectado a las islas mucho más de lo que se preveía", añadió la portavoz de Unicef Alice Clements.

Además de destrozar viviendas y edificios institucionales, el ciclón también ha dañado una parte del hospital central de Port Vila, dijo hoy a la radio neozelandesa el portavoz de las autoridades locales de prevención de catástrofes, Mishaen Lulu Garae.

Según el portavoz, no se ha podido establecer contacto con muchas de las islas, por lo que resulta imposible calcular los daños y víctimas totales. La mayoría de los 250 000 habitantes de las islas Vanuatu reside en la costa, principalmente en viviendas muy sencillas. Sólo en la capital, a tres horas de vuelo de la australiana Brisbane, residen 65 000 personas, y otras 32 000 en las islas más al sur, por las que Pam siguió su rumbo en dirección a Nueva Zelanda.

Daños en un puerto en la isla de Vanuatu, en Pacífico Sur, el 14 de marzo de 2015, tras el paso del ciclón tropical Pam. Foto: EFE

En las imágenes mostradas en televisión se veían fuertes olas que rompían contra los paseos marítimos, árboles y postes arrancados y montones de escombros por todas partes. Tras el paso del ciclón, la jornada continuó hoy con intensas lluvias.

La red de telefonía móvil dejó de funcionar en muchas de las islas. Mientras tanto, el presidente del país, Baldwin Lonsdale, participaba en la cumbre de Naciones Unidas para la prevención de catástrofes ambientales que se celebra en la japonesa Sendai.

Allí, el ciclón Pam se convirtió en una "advertencia". El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, prometió a Lonsdale ayuda y señaló que sus pensamientos están con las víctimas. Ya en marzo de 2014, el ciclón Lusi, de categoría 2, causó 10 muertos a su paso por Vanuatu.

Un año antes, en noviembre de 2013, el devastador tifón Haiyan arrasó la cercana región de Filipinas -al noreste- con vientos de más de 370 kilómetros por hora, dejando más de 7 000 muertos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)