17 de mayo de 2017 00:00

El ciberataque global impactó en Ecuador

Tres empresas de seguridad dicen que 15 000 personas y 27 empresas fueron afectadas por el ciberataque global Wannacry. Foto: EFE.

Tres empresas de seguridad dicen que 15 000 personas y 27 empresas fueron afectadas por el ciberataque global Wannacry. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Fernando Medina

El ataque cibernético perpetrado la semana pasada en el mundo también afectó a personas y compañías de Ecuador.

Los primeros reportes que ayer (16 de mayo de 2017) presentaron tres empresas de seguridad cibernética señalaron que unas 15 000 personas y 27 empresas fueron amenazadas y afectadas por el WannaCry, el virus que las mafias liberaron el viernes 12 de mayo de 2017.

En Ecuador, las primeras alertas se encendieron a las 05:00 de ese día. A esa hora, los sensores de los sistemas informáticos empezaron a detectar las amenazas. En las pantallas de los laboratorios se veía cómo el virus apareció en Europa y se extendía a A. Latina.

En el caso de Ecuador, los mapas identificaron con puntos rojos a ciudades como Quito, Guayaquil y Manta. Eso significaba que el virus había intentado penetrar las cuentas personales y corporativas, para apoderarse de los equipos.

A las 07:00 empezaron a sonar los teléfonos de las empresas de seguridad. Eran los usuarios que querían saber si sus dispositivos estaban infectados. Así lo recuerda Francisco Robayo, gerente de Check Point, una firma dedicada a la seguridad informática.

Ayer, desde Chile, contó a este Diario que las personas llamaban cada minuto para pedir ayuda, porque en las pantallas de las computadoras aparecía un aviso de color rojo con un cronómetro. Ese cuadro significaba que los documentos habían sido robados por las cibermafias y para recuperarlos exigían entre USD 300 y 700.

Poreso, desde el viernes, las agencias que ofrecen antivirus en el país enviaron correos electrónicos a todos sus clientes. En los mensajes se compartió información de la amenaza y consejos para evitar que las computadoras se infectaran.

Hasta ayer, las compañías que dan cobertura a las plataformas informáticas de personas naturales y empresas aún recababan información para determinar el número definitivo de perjudicados en el país.

Dmitry Bestuzhev, de la compañía de seguridad Kaspersky, advirtió que Ecuador fue el tercer país de la región más vulnerado por WannaCry. México y Brasil fueron las primeras naciones afectadas.

Por eso, varias empresas, como ESET, que también dan cobertura, ya empezaron los estudios para determinar los daños específicos que causó el ataque mundial. Una experta en ciberataques llegó ayer desde Argentina, para analizar el impacto en el Ecuador.

La Fiscalía también empezó a monitorear desde el lunes si el virus se propagó en el sector público y ordenadores privados. Hasta ayer, la fiscal general subrogante, Thania Moreno, confirmó que no existen denuncias formales.

Xavier Almeida, representante de GMS, otra compañía de protección informática, señaló que entre sus clientes solo una persona fue infectada.

Según el experto, el ataque se produjo a través de correos, ‘links’, ‘spam’ y por redes. Por eso, cuando detectaron que el WannaCry llegó a Ecuador, bloquearon los accesos a los sitios de descarga y evitaron que entrara a los ordenadores.

Robayo explica que también se usaron parches virtuales para frenar el avance. La pe­netración se produjo por una vulnerabilidad que presentó Windows y que ya fue detectada en marzo pasado.

Los equipos que no tenían los antivirus activados o estaban caducados fueron los más vulnerables. Entre los estudios de Check Point se resalta que entre las firmas atacadas en Ecuador están supermercados, telefónicas y la banca.

Según Robayo, la idea de las cibermafias es apoderarse de las bases de datos para luego venderlas en el mercado ilegal.

Santiago Acurio, juez de la Corte de Pichincha y experto en ciberdelitos, recomienda no pagar por el rescate de los datos, pues indica que no hay garantía de que los devuelvan.

Por ahora, la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) pide que los afectados denuncien a través de la página web La idea es contabilizar y estudiar los ataques, para evitar que las cibermafias vuelvan a perpetrar ataques masivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)