9 de febrero de 2017 19:43

En Chone y Manta se desbordaron ríos y pusieron en aprieto a sus habitantes

En Chone, las fuertes lluvias inundaron casas. Las anegaciones afectaron los enseres de los pobladores. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

En Chone, las fuertes lluvias inundaron casas. Las anegaciones afectaron los enseres de los pobladores. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Bolívar Velasco
(I)

Las lluvias retornaron a Manabí un día después de que esa provincia de la Costa del Ecuador soportara la primera precipitación más fuerte de este año.

La noche del miércoles 8 y madrugada del jueves 9 de febrero del 2017 el temporal nuevamente causó estragos, principalmente en los cantones Chone y Manta.

En la primera zona, el río Garrapata se desbordó y anegó viviendas de la parroquia Santa Rita, ubicada a dos kilómetros del centro de ese cantón.

Las autoridades realizan una evaluación de las casas que se inundaron, pero se calcula que el 20% de los 6 705 habitantes de esa parroquia tuvieron problemas en sus viviendas. Los habitantes señalaron que, al parecer, la acumulación de sedimento en el Garrapata habría incidido para que se desbordara.

El habitante Luis Villamar señaló que durante las lluvias del miércoles el agua subió un metro de altura, pero anoche se incrementó a dos. Así, la parte baja de la mayoría de casas quedó bajo el agua.

Villamar trataba de recuperar una parte de sus pertenencias que flotaban en el agua. "En la madrugada apenas pude sacar tres colchones y los toldos. Pasaré las siguientes noches en la terraza". En Santa Rita sus moradores aseguran que cuando ocurren los desbordamientos, el agua tarda en bajar unos tres días.

En Chone, las fuertes lluvias inundaron casas. Las anegaciones afectaron los enseres de los pobladores. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

El Municipio informó que se dispuso trabajos con maquinaria para evacuar el sedimento acumulado en el río, como una medida urgente para evitar que nuevamente se desborde.

Pero el Cabildo reconoce que se debe ejecutar un dragado íntegro o desviar su cauce, según lo determinen los estudios. Los habitantes de las dos parroquias urbanas y siete rurales están afectados.

Hasta antes del 2015 los habitantes de Chone sufrían en cada invierno por la salida del cauce de los ríos Grande y Mosquito, que provocaban el 70% de las inundaciones en el cantón.

Por ahora esos afluentes no representan una amenaza porque sus aguas están controladas por el proyecto Multipropósito Chone que se inauguró en noviembre del 2015 tras cuatro años de construcción.

Las precipitaciones que se registran en Manabí desde el último martes habían producido solo inundaciones y deslaves en Chone, Portoviejo, Manta, Montecristi, Sucre, Tosagua, Puerto López, Paján, Pichincha y Jipijapa.

En Chone, las fuertes lluvias inundaron casas. Las anegaciones afectaron los enseres de los pobladores. Foto: Juan Carlos Pérez/ EL COMERCIO

Pero con la llegada de la tercera lluvia en este mes se desbordaron los ríos. Hasta el momento la provincia de Manabí registra 1 139 personas afectadas por inundaciones y alrededor y 279 viviendas inundadas, según la Secretaría de Gestión de Riesgos.

En Manta, el río que lleva el nombre de esa ciudad también se desbordó la noche del miércoles.

En los barrios 5 de Junio y 4 de Noviembre sus habitantes hicieron esfuerzos para tratar de evitar que las aguas ingresaran a sus viviendas. Pero la creciente hizo que se mojaran electrodomésticos y enseres de al menos unas 30 viviendas, según el Municipio.

Mariuxi Quijije, dueña de una tienda en el sector 5 de Junio, reportó pérdidas por más de USD 500 debido a que las aguas mojaron los quintales de arroz y azúcar y otros artículos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)