10 de noviembre de 2015 09:22

China admite que población activa se reducirá pese a suspensión del hijo único

China suspende su política de hijo único, según informó hoy, 29 de octubre de 2015, la agencia de noticias Xinhua. Foto: EFE

China suspende su política de hijo único, según informó hoy, 29 de octubre de 2015, la agencia de noticias Xinhua. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia EFE

El Gobierno chino admitió hoy, 10 de noviembre de 2015, que, pese a la suspensión de la política del hijo único, la población activa del país asiático se reducirá en 170 millones de aquí a 2050, por lo que los problemas de envejecimiento de la población continuarán afectando al país.

Según estadísticas de la Comisión Nacional de Sanidad y Planificación Familiar de China (NHFPC), la población activa (entre 15 y 64 años) bajará de los 1 000 millones actuales a 830 millones en 2050, lo que supone una reducción de 170 millones de personas.

Un portavoz de la NHFPC, Yang Wenzhuang, dijo hoy en una rueda de prensa que la reciente reforma que permitirá tener dos hijos a las parejas (frente a décadas en las que sólo se podía tener un solo descendiente) supondrá 30 millones más de personas en edad activa para 2050 que si no se hubiese impulsado esta medida.

Este ligero aumento, por lo tanto, no causará un impacto sustancial en el acuciante incremento de la población jubilada del país, que, según datos revelados ayer por autoridades demográficas chinas, crecerá de los 212 millones actuales a 418 millones en 2035.

En la rueda de prensa, Yang también aseguró que la política de dos hijos por familia traerá "a largo plazo", sin especificar cuándo, un repunte de 0,5 puntos porcentuales en la tasa de crecimiento económico del país, según estudios de la Academia Nacional de Ciencias Sociales.

La política del hijo único se inició en 1979 y se aplicó en todo el país a partir de 1980 para reducir los problemas de superpoblación nacional y no se relajó hasta 2013, cuando se permitió que las parejas en las que sólo uno de los miembros fuese hijo único tuviera dos descendientes, frente al requisito previo de que fuesen ambos.

Según datos de mediados de este año, tan sólo 1,5 millones de los 11 millones de parejas aptas solicitaron tener un segundo hijo desde entonces, muy por debajo de las expectativas de las autoridades chinas.

Algunos expertos consideran que la reforma debe ir acompañada de otras políticas complementarias en las áreas de sanidad o educación, para que el cambio sea más notable.

No obstante, Yang dijo hoy que las cifras conseguidas son las "adecuadas" y "no son bajas", y que va haber un aumento en las solicitudes en los próximos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)