19 de February de 2010 00:00

China condena encuentro entre Obama y el Dalai Lama

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Pekín, DPA

El gobierno chino condenó hoy el encuentro celebrado en la víspera entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el líder espiritual tibetano, el Dalai Lama, y convocó al embajador norteamericano en Pekín para transmitirle su disgusto, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

"Fue una grave contravención de las normas vigentes para las relaciones internacionales", dijo el portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Ma Zhaouxu.

El vocero acusó a Estados Unidos de "apoyar a fuerzas separatistas antichinas que buscan la independencia del Tíbet".

"Estados Unidos debería dejar de inmiscuirse en los asuntos internos de China y emprender acciones concretas para mantener la salud y el crecimiento sostenido de las relaciones sino- estadounidenses", declaró Ma.

El hecho de que Obama haya recibido al Dalai Lama está en contradicción con las reiteradas aseveraciones de Washington, que afirma que Estados Unidos considera que el Tíbet es parte de China y no respalda la tendencia independentista de los tibetanos, indicó el portavoz.

Según los medios estatales chinos, el viceministro de Relaciones Exteriores, Cui Tiakai, convocó al embajador de Estados Unidos, John Huntsman, para presentarle la protesta china contra la reunión de Obama con el Dalai Lama.

Durante el encuentro, que se realizó pese a las advertencias previas de China sobre las consecuencias que tendría para las relaciones bilaterales, Obama alabó el "compromiso (del líder tibetano) con la no violencia y el diálogo con el gobierno chino", según informó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Obama hizo un llamamiento a favor de la protección de los derechos tibetanos en China y expresó su respaldo a las conversaciones que actualmente se llevan a cabo entre representantes del Dalai Lama y del gobierno chino.

El presidente estadounidense alentó a ambas partes a mantener el diálogo para "resolver sus diferencias".

El presidente estadounidense y el Dalai Lama se reunieron a puertas cerradas y no aparecieron ante las cámaras, a diferencia de lo que pasaba en tiempos del antecesor de Obama, George W. Bush, quien siempre se reunía públicamente con el líder tibetano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)