1 de octubre de 2014 08:35

China refuerza la censura por las manifestaciones en Hong Kong

En Hong Kong continúan las protestas  pro democracia. Foto: Annabel Symington / AFP

En Hong Kong continúan las protestas pro democracia. Foto: Annabel Symington / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Pekín

El Partido Comunista Chino (PCC) ha blindado la censura contra las redes sociales para intentar presentar a los manifestantes prodemocráticos de Hong Kong como "extremistas" que quebrantan la ley.

En el continente, millones de chinos ignoran que hay protestas en Hong Kong para exigir el derecho a elegir en 2017 al gobernador por sufragio universal pleno, sin que Pekín ponga cortapisas.

La popular red social de fotografías Instagram lleva bloqueada desde el domingo, con lo que engrosa la lista de las plataformas prohibidas en el país, como Facebook, Twitter y Youtube.

Sortear la censura

Para esquivar la censura, muchos manifestantes hongkoneses optaron en los últimos por FireChat, una nueva aplicación de mensajería por smartphone que funciona sin red y sin internet.

"El sistema de censura extremadamente eficaz que han desarrollado desde 1949 funciona realmente, y hay muy pocas informaciones fuera de la línea oficial que logran permanecer" en estos sitios, recalca Jeremy Goldkorn, redactor jefe de la página de información digital danwei.org, también bloqueada por la censura.

Además los medios de comunicación recibieron instrucciones para atenerse a la versión oficial y describir a los manifestantes como "extremistas", voluntarios violentos y personas que amenazan los negocios, la "estabilidad" o la Bolsa.

"Esto no quiere decir que la gente no sepa lo que está ocurriendo, pero el mensaje está controlado estrictamente", añade Goldkorn.

La situación recuerda a los primeros meses de 2011, cuando las autoridades sofocaron los llamamientos a congregarse para pedir reformas en China, en la estela de las revoluciones en el mundo árabe.

Récord de mensajes borrados

Fu King-wa, un experto en medios de comunicación de la universidad de Hong Kong, asegura que el número de mensajes borrados en Sina Weibo, el equivalente chino de Twitter, ha batido un récord.

Fu es el fundador de Weiboscope, un sitio que estudia a diario entre 50 000 y 60 000 mensajes nuevos publicados en China, y ha comprobado que el domingo fueron borrados 152 de cada 10 000, en vez de 98 por 10 000 un día antes.

"Es el ratio más alto en 2014, es incluso más elevado que el del 4 de junio", aniversario de la represión de las protestas en la plaza Tiananmen, el tema más censurado en China, añadió.

Según él, Pekín teme que se propaguen las comparaciones entre Hong Kong y Tiananmen, donde hace 25 años murieron cientos de manifestantes desarmados, muchos de ellos estudiantes.

El domingo por la noche, la policía dispersó en Hong Kong a los manifestantes con gases lacrimógenos, dejando imágenes inusuales en este territorio.

"En China, estos hechos recuerdan a mucha gente el 4 de junio" sobre todo cuando ven las noticias o fotografías, añade Fu. "Esto pone a flor de piel los nervios de los censores del gobierno", añade.

La llamada "Gran muralla informática", un sistema sofisticado de censura que emplea a miles de funcionarios, bloquea en China todos los accesos a las direcciones web consideradas problemáticas.

El dispositivo evoluciona en función de los acontecimientos. El conocido periódico de Hong Kong, el South China Morning Post, ha pasado a formar parte recientemente de la lista de diarios bloqueados.

Según el sitio especializado GreatFire.org, China nunca ha bloqueado tantas páginas informativas como ahora.

"Esto se inscribe en una tendencia más amplia y preocupante", comenta Charlie Smith, pseudónimo de uno de los fundadores de Greatfire.org, que estudia el control de internet por parte de las autoridades comunistas.

"La mayoría de la gente cree que las autoridades chinas están dispuestas a cualquier cosa con tal de conservar el poder, pero muchos menos se imaginan que llegarían a aislar el país de la red internet mundial", añadió.

"El espectro que ronda a todo el mundo es el uso de la violencia, de los tanques, de la represión brutal", explica Goldkorn. Si fuera el caso, "el desafío para los censores sería considerable", concluye.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)