28 de marzo de 2015 22:03

Aumenta a 12 el número de muertos por temporal en el árido norte chileno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El número de muertos por el inusual temporal que azotó al árido desierto chileno fue elevado a 12, mientras aún se reportan 20 desaparecidos, en un panorama descrito como “ desolador ” por la presidenta chilena Michelle Bachelet.

Un último reporte oficial entregado la noche de este sábado por el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, elevó de 10 a 12 el número de muertos producto de las avalanchas e inundaciones, mientras que los desaparecidos aumentaron de 19 a 20.

El ministro Peñailillo señaló además que se reportan 5.584 albergados producto de las fuertes lluvias que afectaron durante la semana a esta zona del territorio chileno.

Más temprano, Bachelet describió como “ desolador ” el panorama en el norte chileno, al tiempo que advirtió que era probable que aumentara el número de víctimas fatales.

“El panorama es desolador y necesitamos apurar el tranco para llegar a localidades que aún están aisladas y necesitan de nuestra ayuda”, dijo en el palacio gubernamental tras encabezar una reunión de un comité de emergencia.

La mandataria regresó a Santiago el viernes después de permanecer dos días en la región de Atacama y la vecina ciudad de Antofagasta, en el árido norte chileno, donde fuertes lluvias provocaron avalanchas de lodo e inundaciones de poblados completos.

“En la medida que se pueda llegar a distintos lugares estas cifras probablemente van a cambiar”, dijo.

Bachelet informó además que 7.873 efectivos se mantenían al resguardo de la población y colaborando en la limpieza en una zona que aún se mantiene bajo estado de excepción por catástrofe y hasta donde el gobierno ha enviado 273 toneladas de ayuda.

“Nos encontramos aún en emergencia”, agregó la mandataria.

Después de dos días de precipitaciones, el sol volvió a brillar a partir de este viernes en el norte chileno, dejando al descubierto la destrucción que provocó la crecida de varios ríos que arrasaron con todo a su paso.

El abrupto desborde de ríos que por años permanecieron secos dividió pequeños poblados en dos y arrastró cientos de casas en localidades como Alto del Carmen, Tierra Amarilla, Chañaral, Diego de Almagro y Copiapó.

Entre las miles de historias de los damnificados está la de Víctor Zamora, uno de los 33 mineros de Atacama que fueron rescatados en 2010 después de permanecer por más de dos meses encerrados en una mina.

“Esta es otra tragedia; lo perdimos todo” , dijo Zamora por teléfono a la AFP desde el poblado Tierra Amarillo, arrasado por las inundaciones.

Las lluvias que cayeron en la zona, donde está el desierto de Atacama, el más árido del mundo, superaron ampliamente el promedio en una zona que arrastraba años de sequía y que no cuenta con la preparación suficiente para afrontar estas condiciones climáticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)