26 de noviembre del 2015 00:00

Medio millar de invitados celebró los 100 años de Pinochet

Augusto Pinochet

Partidarios de Augusto Pinochet participan en una ceremonia para conmemorar el centenario de su natalicio, en Bucalemu (Chile).

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 8
Agencia DPA

Un medio millar de invitados celebró los 100 años del fallecido exdictador chileno Augusto Pinochet, festejo que organismos defensores de derechos humanos calificaron de "apología del terrorismo de Estado". La ceremonia principal, que encabezó Lucía Hiriart, la viuda de Pinochet, se realizó en Los Boldos, una de las residencias de descanso que tenía el general, situada en el balneario de Santo Domingo, a unos 110 kilómetros al suroeste de la capital Santiago, y donde se guarda el ánfora con sus cenizas.

"(El homenaje) es para recordar a quien fuera un gran presidente", según dijo Hernán Guiloff, el director de la "Fundación Pinochet", organizadora de la celebración. "La figura del presidente Pinochet trasciende, para algunos para mal y otros para bien", agregó el directivo sobre el centenario del exjefe del régimen castrense, que nació el 25 de noviembre de 1915 en el puerto chileno de Valparaíso.

El ex dictador, fallecido el 10 de diciembre de 2006, llegó al poder mediante un golpe de Estado que derrocó al presidente socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Durante su régimen, que se prolongó por casi 17 años, hasta 1990, unos 3 200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1 192 figuran todavía como detenidos-desaparecidos, mientras otros 33 000 fueron torturados y encarcelados por razones políticas, según cifras oficiales.

La conmemoración consistió en una misa, la inauguración de un mástil de 20 metros de altura, un discurso para resaltar su figura, seguida de un cóctel que compartieron exfuncionarios de la dictadura, militares retirados, amigos de la familia y simpatizantes, estimados en unas 500 personas, según medios locales.

El festejo fue rechazado por organizaciones defensoras de los derechos humanos como la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (AFDD). "Nos parece muy delicado, pero no solo porque nosotros seamos los directamente afectados. Nos parece delicado porque en Chile se permite que se haga apología del terrorismo y eso me parece bastante grave", dijo Lorena Pizarro, presidenta de la organización.

En tanto, el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet precisó que el país vive en "democracia", por lo que "las personas pueden recordar a quienes derechamente no fueron demócratas, sino más bien no contribuyeron en nada, (al contrario) destruyeron la democracia", subrayó el ministro del Interior, Jorge Burgos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)